Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una de las dos cajas negras del Airbus A321 de la compañía rusa, que se estrelló en la Península Sinaí causando 224 muertes, en una fotografía tomada por el Ministerio civil de Aviación egipcio, el 2 de noviembre de 2015 en el Cairo

(afp_tickers)

Egipto mandará a otro país una grabación de siete minutos que incluye un "sonido" registrado por la caja negra justo antes de que se desintegrara el avión ruso que había salido del balneario egipcio de Charm el Cheij a finales de octubre, explicó una fuente oficial.

Egipto se resiste a aceptar la tesis de un atentado con bomba para explicar la caída del avión ruso en el Sinaí, pero Reino Unido y Estados Unidos, entre otros, le dan prioridad a la posibilidad de una bomba en el interior del A321 de la compañía rusa Metrojet, que se estrelló el 31 de octubre, minutos después de despegar de Charm el Cheij con destino a San Petersburgo, causando la muerte de las 224 personas a bordo.

El grupo Estado Islámico (EI), cuya rama egipcia es muy activa en el norte de la península de Sinaí, afirmó ser responsable de la caída del avión.

El jefe egipcio del equipo de investigadores, Ayman el Mokaddem, había afirmado que todavía no se había llegado a "ninguna conclusión" sobre las causas de la caída del avión ruso en el Sinaí, y que se analizaría un "ruído" registrado por una caja negra justo antes de la tragedia. "Se analizará ese sonido con material específico del que carecen la mayoría de los países", dijo el ministro de Aviación Civil, Mohamed Hosam Kamal, al diario Al Ahram, en una entrevista publicada este viernes.

"Los siete últimos minutos de la grabación de la caja negra se mandarán a uno de los países (...) que tiene el equipamiento necesario para analizar ese sonido y su causa. No se enviará el original de la grabación", agregó.

AFP