Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Socorristas, bomberos y ciudadanos sirios en una calle con destrozos provocados por bombardeos atribuidos a fuerzas del régimen sirio, en el distrito de Al-Shaar, en Alepo (norte del país), el 21 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

Las fuerzas del ejército sirio recuperaron terreno controlado por los rebeldes en las provincias de Hama y Latakia este sábado, gracias al apoyo de su aliado ruso que intensificó sus ataques aéreos en el 11º día de intervención.

En Washington, el Pentágono anunció "progresos" en las nuevas discusiones por videoconferencia con Moscú, destinadas a evitar eventuales incidentes entre sus aviones en el espacio aéreo sirio. Además, afirmó que pronto habrá más discusiones bilaterales.

El ministerio ruso de Defensa confirmó estas negociaciones, que calificó en un comunicado de "profesionales y constructivas".

Llegada en ayuda de un régimen sirio que ha sufrido varios reveses, Rusia había hasta ahora atacado a grupos rebeldes hostiles al poder, como el Frente Al Nosra, rama siria de Al Qaida, y de manera marginal al grupo yihadista Estado Islámico (EI), si bien debía tener como objetivo al EI.

Los occidentales, opuestos al presidente Bashar al Asad, acusan a Moscú de querer socorrer a su aliado sirio en lugar de combatir al EI, grupo extremista sunita que se hizo con el control de la mitad de Siria y de amplios sectores en el vecino Irak.

Desde el inicio el 30 de septiembre de su intervención en Siria, Rusia lanzó ataques aéreos con cazas y desde buques en el mar Caspio, pero no desplegó tropas en territorio sirio. Para Moscú y para Damasco, todos los opositores al régimen son "terroristas".

Este sábado, apoyado por los ataques rusos y milicias prorrégimen, el ejército arrebató a los rebeldes islamistas y a Al Nosra varios sectores de la provincia de Hama (centro), en el marco de una ofensiva lanzada el miércoles pasado.

Según una fuente militar, entre estos sectores recuperados se encuentran las colinas cercanas del Sukayk, que abren el camino hacia Jan Sheijun, una ciudad clave en tanto está ubicada sobre la carretera internacional Damasco-Alepo.

El EI no mantiene posiciones en esta región.

- Combates entre EI y rebeldes -

En otro frente, las fuerzas del régimen se enfrentaron al "Ejército de la Conquista", una coalición de grupos islamistas y el Frente Al Nosra, por el control de enclaves estratégicos en el noreste de la provincia de Latakia (noroeste).

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una oenegé con sede en Reino Unido, el régimen avanzó en el norte de esta provincia.

Más al norte, en la provincia de Alepo, los soldados y milicias prorrégimen atacaron al EI en varias localidades alrededor del aeropuerto militar de Kweires para aflojar el asedio de los yihadistas a esta base desde mayo, indicó el OSDH.

También en Alepo, los rebeldes islamistas, entre ellos el poderoso grupo Ahrar al Sham, fracasaron en su intento de retomar terreno perdido frente al EI cerca de Alepo, antigua capital económica del país.

El grupo yihadista logró el viernes avanzar en algunas horas hasta situarse a unos 10 kilómetros de la periferia norte de la ciudad y a 3 kilómetros de la zona industrial de Sheij Najar, en manos del régimen.

El EI aprovechó los bombardeos rusos contra el Frente al Nosra y sus aliados islamistas, especialmente, para avanzar, según el OSDH y expertos.

En Moscú, el ministerio de Defensa afirmó que la aviación rusa había atacado 55 objetivos yihadistas -campos de entrenamiento, puestos de mando y depósitos de municiones- en las últimas 24 horas en las provincias de Damasco, Alepo, Hama, Raqa e Idleb.

- Ataques del régimen matan a familia -

Al mismo tiempo, la coalición internacional encabezada por Estados Unidos anunció haber lanzado cinco ataques contra el EI en Siria y otros 20 en Irak.

Durante las primeras conversaciones tras los primeros ataques rusos, responsables estadounidenses y rusos habían hablado de frecuencias de radio en los aviones para comunicarse en "caso de peligro" o incluso de la lengua que utilizar para evitar incidentes en el espacio aéreo sirio.

Además de los bombardeos de la coalición y de Rusia, el régimen sirio lleva a cabo también ataques aéreos contra las regiones rebeldes. Uno de ellos con barriles de explosivos mató el sábado en Tamana, en la provincia de Idleb, a una familia de seis personas, entre ellos cuatro menores, según el OSDH.

En marzo de 2011, una revuelta popular reprimida brutalmente por el régimen se transformó en guerra abierta que ha causado más de 240.000 muertos y obligado a millones de personas a huir del país.

AFP