Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado turco en la localidad de Karkamis, en la frontera entre Turquía y Siria, el 1 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

El ejército turco anunció el jueves que había expulsado al grupo Estado Islámico (EI) de tres localidades en el norte de Siria, donde la semana pasada inició una ofensiva al mismo tiempo contra los yihadistas y contra las milicias kurdas.

"Los pueblos de Zavgar, Tell El Agbar y Al Kulliyeh han quedado limpios de elementos terroristas", anunció el ejército en un comunicado difundido por la agencia estatal Anadolu.

El ejército indicó asimismo que había bombardeado 15 objetivos en Al Kulliyeh y en Zavgar, en la región de Jarablos, cercana a sus fronteras y recientemente arrebatada a los yihadistas en una operación relámpago de rebeldes apoyados por Ankara.

Además, el ejército turco procedió a operaciones de desminado en la ciudad siria de Jarablos, provocando importantes explosiones, constató un fotógrafo de la AFP.

Según la televisión turca NTV, los primeros habitantes de Jarablos empezaba a regresar el jueves, mientras las fuerzas turcas iniciaban la construcción de un muro entre esta ciudad y Karkamis, en la frontera siria, para impedir incursiones en territorio turco.

Se sospecha que los yihadistas del EI han dejado grandes cantidades de minas y explosivos sembrados y escondidos alrededor de Jarablos, que los equipos de desminado se afanan en desactivar o destruir desde hace varios días.

En total, el ejército indicó que había destruido 213 artefactos explosivos artesanales desde el inicio de la operación.

La operación de desminado podía verse desde Karkamis, donde un fotógrafo de la AFP observó cómo se elevaban hacia el cielo enormes nubes de polvo y humo.

Según Ankara, la operación "Escudo del Éufrates" no tiene sólo al EI como objetivo sino también a las milicias kurdas, puesto que quiere impedir la formación de una región autónoma kurda continua desde un extremo al otro de su frontera con Siria.

El miércoles, Turquía desmintió haber aceptado un acuerdo de tregua bajo los auspicios de Estados Unidos, incluso si sobre el terreno los rebeldes afirmaban que había vuelto la calma.

Mientras, en Turquía, el ejército indicó que había matado a tres militantes del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) en bombardeos aéreos en Cukurca, en la provincia de Hakkari, fronteriza con Irak, según la agencia privada Dogan.

Además, un soldado turco murió y otro resultó herido en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad turcas y el PKK en la provincia de Siirt (sudeste), según la misma fuente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP