Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado yemení hace guardia en una colina con vistas a Saná, el 13 de enero de 2010

(afp_tickers)

Miles de personas asistieron este lunes en la capital yemení a la ejecución de un hombre condenado a muerte por la violación y el asesinato de una niña de tres años, un caso que conmovió al país.

Mohamed al Moghrabi, de 41 años, fue trasladado hasta la plaza Tahir, en el centro de Saná, en medio de un imponente dispositivo de seguridad, ya que la policía temía que fuera linchado por la multitud.

El reo recibió los 100 latigazos que formaban parte de su condena, antes de ser tumbado en el suelo boca abajo y ejecutado con varias balas a la altura del omóplato que le alcanzaron el corazón.

El veredicto preveía una ejecución pública porque las autoridades de la capital yemení -controlada por los rebeldes chiitas hutíes proiraníes- querían convertirla en un ejemplo de su voluntad para luchar contra el crimen.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP