Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El cuerpo de un condenado ejecutado es introducido en un coche fúnebre el 9 de octubre de 2002 en la Prisión Estatal de Florida, en Starke

(afp_tickers)

El estado de Florida (sur de EEUU) ejecutó el jueves a un condenado que estuvo 30 años en el corredor de la muerte por haber matado a cuatro personas, incluida su hija de cinco años, en 1985.

Jerry Correll, de 59 años, murió por una inyección letal a las 19H36 (23H36 GMT), según McKinley Lewis, portavoz del departamento de Cárceles de Florida.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó una petición de suspensión de la sentencia.

Correll fue condenado por matar a su hija, a su esposa, y a la madre y la hermana de ésta.

La ejecución es la número 25 que tuvo lugar este año en Estados Unidos, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte.

AFP