AFP internacional

El ministro de Defensa de Lituania, Raimundas Karoblis (I), acompaña al Secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, en Vilna el 10 de mayo de 2017

(afp_tickers)

El ministro de Defensa de Lituania advirtió el miércoles que un ejercicio militar ruso previsto para septiembre podría servir para ocultar una importante acumulación de tropas en el flanco oriental de la OTAN.

Raimundas Karoblis está en Washington para pedir apoyo a funcionarios y legisladores estadounidenses, en momentos en que los países bálticos modernizan sus defensas para disuadir la interferencia del Kremlin en sus asuntos.

En una entrevista con la AFP, Karoblis dijo que estaba agradecido y confiado en el apoyo estadounidense a la OTAN, a pesar de las recientes críticas del presidente Donald Trump a la alianza.

Pero dejó en claro que le gustaría ver una presencia permanente de tropas estadounidenses en suelo lituano para "multiplicar la disuasión" junto a los aliados europeos.

"Europa necesita la presencia y el liderazgo de Estados Unidos como sistema de defensa, pero por otro lado creemos que Estados Unidos también necesita aliados", dijo Karoblis.

Trump alarmó a las capitales europeas durante su campaña, en la que trató a la OTAN de obsoleta y exigió que los aliados estadounidenses asumieran una mayor parte del gasto en defensa mutua.

Desde que asumió el cargo en enero, sus altos asesores han intentado repetidamente tranquilizar a los aliados asegurándoles que Washington cumplirá con sus compromisos.

Pero nuevamente el mes pasado, en la cumbre de la OTAN, Trump no reafirmó públicamente el artículo 5 del tratado de la alianza, que establece que un ataque a un aliado es un ataque a todos.

Karoblis, quien recientemente recibió al secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, en su tierra natal cerca de la frontera con Bielorrusia, dijo que permanecía optimista sobre el compromiso de Washington con la OTAN.

"No está obsoleta, definitivamente", afirmó. "Eso fue dicho una sola vez, por cierto, durante la campaña. Pero la OTAN necesita cambios, eso también está claro para nosotros".

Karoblis dijo que Trump había tenido razón al exigir que los aliados europeos aumentaran su gasto en defensa hacia el objetivo acordado de 2% de su PBI.

Su propio país, informó, ha más que duplicado su gasto en dos años hasta llegar al 1,8% del PIB, y alcanzará el objetivo próximamente.

Pero fue claro con que un mayor compromiso europeo nunca podría reemplazar el papel de Estados Unidos en la alianza que domina, especialmente cuando se trata de Rusia.

"Rusia tiene más tanques en la frontera con Ucrania que los que reúnen Gran Bretaña y Alemania en total", advirtió.

Lituania y sus vecinos del Báltico Letonia y Estonia han mantenido relaciones tensas con Rusia desde que ganaron su libertad con el colapso de la Unión Soviética.

- Gran ejercicio -

Los temores han aumentado en los últimos años, después de que el presidente Vladimir Putin desplegara tropas, agentes y fuerzas rusas para apoderarse de territorios de Georgia y Ucrania.

Los países bálticos temen ser los próximos en enfrentar la presión del Kremlin, tal vez a partir del "Zapad 2017" de setiembre, un enorme ejercicio militar ruso.

"Putin quisiera poner a prueba a la OTAN... y probablemente la mejor zona para que lo haga son los países bálticos", dijo el ministro a la AFP en el Club del Ejército y la Marina de Washington.

Karoblis explicó que su gobierno estima que 100.000 soldados rusos estarán involucrados en el ejercicio, que se desplegará en el vecino sureño de Lituania, Bielorrusia.

El ejercicio en sí será intimidante para Ucrania, también vecino de Bielorrusia, que perdió a Crimea a manos de los rusos y parte de la región este por la rebelión.

Pero el gobierno lituano está preocupado de que Putin deje a muchos de los soldados tras la operación, para posicionar efectivamente una nueva fuerza en el flanco de la OTAN.

Desde Bielorrusia, solo los 80 kilómetros de la "Suwalki Gap", franja a lo largo de la frontera polaco-lituana, separan estas fuerzas del enclave ruso de Kaliningrado.

Cualquier incursión, abierta o encubierta, de Rusia para cerrar esa brecha podría rodear a los estados bálticos por tierra, y las baterías de misiles de Kaliningrado podrían acosar al transporte marítimo.

La OTAN ha respondido. En Lituania hay ahora un grupo multinacional de 1.000 soldados liderado por Alemania, una unidad británica similar en Estonia y otra canadienses en Letonia.

Pero las fuerzas estadounidenses se despliegan en los estados bálticos de forma rotativa, operando fuera de Polonia y realizando entrenamientos y ejercicios en toda la región.

Mattis fue claro el mes pasado al afirmar que Washington intensificará su participación frente a una provocación rusa, pero de igual modo Vilna quiere ver allí una fuerza permanente.

"Nosotros los lituanos no podemos imaginar la seguridad sin el apoyo y las garantías de Estados Unidos", dijo Karoblis.

AFP

 AFP internacional