Navigation

El abogado de Netanyahu, implicado en un caso de corrupción

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, participa en una reunión semanal del gabinete en Jerusalén, el 28 de octubre de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 08 noviembre 2018 - 17:51
(AFP)

La policía israelí afirmó el jueves poseer pruebas de la presunta implicación de David Shimron, el abogado y primo del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, en un caso de corrupción que salpica al jefe del gobierno, igualmente objeto de otras investigaciones.

Se trata de sospechas de presunta corrupción en torno a la venta por Alemania a Israel de submarinos militares y otros barcos de la compañía ThyssenKrupp, por una cantidad de 2.000 millones de dólares.

El propio Netanyahu nunca ha sido implicado específicamente en este caso, aunque sí fue interrogado en el marco de las investigaciones.

No obstante, el primer ministro israelí es objeto de otras investigaciones por supuesta corrupción, que amenazarían su largo ejercicio en el poder, y en las que fue interrogado más de una docena de veces como sospechoso o testigo.

En el caso de los submarinos militares, la policía presentó sus conclusiones al cabo de una larga investigación pidiendo la acusación de David Shimron por sospechas de corrupción, fraude y blanqueo de dinero.

Además de Shimron, la policía también sospecha que David Sharan, exjefe de gabinete del primer ministro, el excomandante de la marina, el almirante de reserva Eliezer Marom, y el exministro Eliezer Zandberg, están implicados en el caso.

La policía indicó que no contaba con "suficientes pruebas" para acusar a otro abogado de Netanyahu, Yitzhak Molcho.

El fiscal general deberá decidir ahora si imputa a los sospechosos.

En julio de 2017, el representante en Israel del grupo ThyssenKrupp en el momento de la venta, Michael Ganor, alcanzó un acuerdo con la justicia para declararse culpable. Aceptando ser testigo de cargo, recibirá una pena de un año de prisión y una multa de 10 millones de shekels (2,4 millones de euros).

El primer ministro está actualmente citado en otros cuatro casos, y la policía solicitó en febrero su acusación en dos de estos.

Uno se trata de regalos que habría recibido indebidamente por parte de ricas celebridades, y el otro de un acuerdo secreto que habría intentado alcanzar con el diario popular Yediot Aharonot a cambio de una cobertura favorable.

Netanyahu, que ha proclamado siempre su inocencia y denunciado una "caza de brujas", asegura su firme intención de permanecer en su puesto.

A pesar de estas investigaciones, sigue en buena posición en las encuestas y podría, tras 12 años en el poder -en dos veces- batir el récord de longevidad del histórico David Ben Gurion.

El fiscal general deberá tomar una decisión en los próximos meses, pero aunque Netanyahu fuese inculpado, no tiene la obligación legal de dimitir.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo