Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una tienda de electrónica emite en varios televisores el discurso de Año Nuevo del presidente surcoreano, Moon Jae-In, este miércoles 10 de enero en Seúl

(afp_tickers)

Corea del Norte enviará una delegación a los Juegos Olímpicos en Corea del Sur, según un acuerdo que denota un cambio favorable en las relaciones entre los dos países, pero que no contendrá los ardores nucleares de Pyongyang, opinan los analistas.

Delegados norcoreanos y surcoreanos se reunieron el martes por primera vez desde diciembre de 2015 y acordaron que Corea del Norte envíe una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran en febrero en la ciudad surcoreana de Pyeongchang.

Ello se produce tras dos años de crecientes tensiones en la península coreana debido a la intensificación de los programas nuclear y balístico de Pyongyang. "Ambas partes querían una victoria, y la han conseguido", comenta John Delury, profesor en la Universidad Yonsei de Seúl.

Seúl quería que el Norte -que boicoteó los juegos olímpicos de 1988 en la capital surcoreana- participara en la competición que llama de "la paz".

El Norte por su lado no demostró el menor interés en ir a los Juegos hasta el discurso de fin de año de su líder, Kim Jong-Un. Y siguió llevando a cabo sus programas nuclear y balístico, pese a las sanciones de la ONU.

- ¿Una ventana de tiro? -

La participación norcoreana constituye la garantía tácita de que Pyongyang se abstendrá de cualquier provocación en febrero y marzo, es decir durante la celebración de los Juegos y los Paralímpicos.

Seúl y Washington habían aceptado previamente postergar hasta después de los Juegos sus ejercicios militares anuales conjuntos, que Pyongyang considera como el ensayo de una invasión.

Para Go Myong-Hyun, analista del Instituto Asan de estudios políticos de Seúl, el Norte se ha creado una "contención estratégica", un escudo contra un eventual bombardeo estadounidense que la Administración de Donald Trump presenta regularmente como una "opción".

"Washington no podrá adoptar medidas militares contra el Norte durante las conversaciones intercoreanas, para no ser acusado de entorpecerlas", agrega.

Pero, ¿qué va a ocurrir una vez que hayan pasado los Juegos de Pyeongchang y que la geopolítica retorne a la península? "Queda por saber si esta nueva situación puede ser explotada para promover la paz y la seguridad más alla de los propios Juegos" escribe Scott Snyder, del Consejo de Asuntos extranjeros.

Pero pese a los acuerdos logrados el martes, Corea del Norte no ha prometido nada en lo referente a sus programas nuclear y balístico, y el jefe de la delegación norcoreana no escondió su fastidio cuando se le planteó la pregunta.

- División -

Ri Son-Gwon explicó a los periodistas que la desnuclearización no era un tema a debatir entre las dos Coreas. "Estados Unidos es el objetivo de todas nuestras bombas nucleares (...)", dijo.

Según los analistas, Seúl podría verse entre la espada y la pared, entre su deseo de mejorar las relaciones con Pyongyang y el de trabajar con Washington para lograr la desnuclearización del Norte.

EEUU insiste en que las conversaciones deben desembocar en la desnuclearización total y verificable de Corea del Norte.

"Ya conocemos la razón de la súbita voluntad norcoreana de participar en los juegos de Pyeongchang", escribe un editorialista del diario surcoreano Chosun Ilbo. "Es la voluntad de dividir a los Gobiernos surcoreano, que quiere conversaciones intercoreanas, y estadounidense, que quiere la desnuclearización del Norte".

El presidente surcoreano, Moon Jae-In, que fue elegido en mayo con un mensaje a favor del diálogo con el Norte, volvió a defender este miércoles la opción diplomática para resolver la crisis entre las Coreas, uno de los asuntos más espinosos del mundo. Pero Washington exige el fin de los ensayos nucleares antes de cualquier negociación con el Norte.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP