Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un agente de policía monta guardia en la estación de metro Leytonstone, el 6 de diciembre de 2015 en Londres A man was being held in custody after three people were stabbed at a London Underground train station in an attack police were treating as a "terrorist incident".One eyewitness shouted "You're no Muslim" at the suspect as he was pinned down by police officers at the suburban Leytonstone station, amateur video footage showed, while a pool of blood was seen in the ticket hall.

(afp_tickers)

El hombre que hirió a dos personas con un cuchillo el sábado en el metro de Londres tenía en su teléfono imágenes de la organización Estado Islámico y los atentados de París, informó la fiscalía este lunes.

Los investigadores también hallaron imágenes de un reciente ejercicio de la policía británica en el teléfono de Muhaydin Mire, de 29 años, que este lunes compareció ante un juez de Londres acusado de tentativa de asesinato.

Fue durante esta audiencia preliminar que la fiscalía informó de la existencia de estas imágenes en el celular del acusado.

Vestido con una camiseta gris y un pantalón de deporte, el acusado se limitó a confirmar su identidad, fecha de nacimiento y su dirección. Mire seguirá detenido y el viernes comparecerá de nuevo, esta vez ante la Corte criminal central, donde se juzgan los grandes delitos.

Casi 48 horas después de los hechos, los investigadores del comando antiterrorista (CTC) seguían tratando de verificar si el sospechoso, Muhaydin Mire, de 29 años, actuó solo para cometer lo que tildaron de "acto de terrorismo", y registraron una vivienda del este de Londres.

La agresión tuvo lugar en la estación de metro de Leytonstone, en el este de Londres, en la línea central que cruza la capital de este a oeste.

Dos personas resultaron heridas en el ataque perpetrado al grito de "esto es por Siria", según testigos citados por la prensa británica, un extremo que la policía no quiso confirmar.

El hombre fue reducido con pistolas eléctricas por la policía, al tiempo que un testigo le reprochaba "¡Tú no eres musulmán, hermano!", según una filmación con un teléfono celular que los medios emiten desde el sábado, y que dio lugar a la etiqueta "#YouAintNoMuslimBruv", la más utilizada el domingo en Reino Unido en Twitter.

El primer ministro David Cameron agradeció el lunes a este testigo por su declaraciones. "Gracias, esto será aplaudido en todo el país", dijo Cameron durante su desplazamiento al centro de Inglaterra, calificando el ataque de "espantoso".

El incidente se produjo apenas tres días después de que el parlamento británico autorizara al ejército a bombardear posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.

Este ataque ocurre también menos de un mes después de los atentados de París, reivindicados por el EI, que dejaron 130 muertos, y tres días después de un ataque en Estados Unidos, calificado de "acto terrorista" por el presidente Barack Obama, en el que 14 personas perdieron la vida.

De confirmarse su carácter terrorista, el ataque podría ser obra de uno de esos individuos que la policía y los expertos califican de "lobos solitarios". Las autoridades expresaron en varias ocasiones su creciente preocupación por la posibilidad de que se produzcan este tipo de agresiones.

Además, sería el primer atentado en el Reino Unido desde mayo de 2013, cuando un soldado británico fue acuchillado y prácticamente decapitado a plena luz del día en una calle del sur de Londres. Los agresores se presentaron como "soldados de Alá en guerra contra Gran Bretaña".

El agresor, que se bajó en esa estación, tenía ya un comportamiento "agresivo" en el metro, dijo a la AFP Christina, una ama de casa que prefirió no dar su apellido.

La policía pidió a todas las personas que hayan presenciado o filmado lo ocurrido ponerse en contacto con las autoridades.

Reino Unido elevó en agosto de 2014 el nivel de amenaza terrorista a "severo", el segundo más alto de los cinco niveles, lo que significa que un atentado es "altamente probable".

AFP