Navigation

El alcalde de Filadelfia levanta el toque de queda pero llama a la población a "quedarse en casa"

Policías protegen una comisaría en Filadelfia, Pensilvania, el 28de octubre de 2020 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 29 octubre 2020 - 22:33
(AFP)

El alcalde de Filadelfia decidió el jueves levantar el toque de queda impuesto el día anterior, pero llamó a la población a permanecer "en casa" tras los disturbios ocasionados en la ciudad por la muerte de un hombre negro baleado el lunes por la policía.

"No habrá toque de queda esta noche, pero alentamos a los residentes a quedarse en casa", tuiteó Jim Kenney, alcalde demócrata de la principal metrópolis del estado de Pensilvania.

En la noche del miércoles Kenney había ordenado un toque de queda desde la 21H00 hasta las 06H00 horas del jueves, después de dos días de manifestaciones y saqueos que dejaron decenas de heridos leves entre la policía.

Este jueves la noche fue más tranquila, según comprobaron periodistas de la AFP, pero algunas tiendas sufrieron daños o saqueos.

La policía dijo que había registrado 29 robos, cuatro oficiales levemente heridos y 11 cajeros automáticos dañados.

En total, desde el inicio de los disturbios, el lunes por la noche, 210 personas han sido arrestadas y 57 agentes heridos, incluido uno de gravedad, según un portavoz policial.

Los disturbios comenzaron después de que se publicara un video en las redes sociales que mostraba cómo un hombre de 27 años, Walter Wallace Junior, fue muerto a tiros en la calle por dos policías en West Philadephia.

La policía señaló que había intervenido tras una denuncia sobre una disputa doméstica y que al llegar al lugar ordenaron a Wallace que arrojara un cuchillo con el que estaba armado y que el joven se negó a acatar esa orden.

Según el abogado de la familia Shaka Johnson, el hombre sufría de trastorno bipolar y la llamada telefónica realizada no fue a la policía sino a la emergencia médica.

También sostuvo que la policía disparó 14 balas, cuando una hubiera sido suficiente para aventar cualquier peligro.

Los dos agentes que participaron en los hechos, cuyos nombres no se han dado a conocer, fueron suspendidos.

La policía y el fiscal local abrieron una investigación. La jefa de la policía de Filadelfia, Danielle Outlaw, prometió "total transparencia".

El alcalde dijo este jueves que espera "hacer públicas pronto" las imágenes filmadas por las cámaras policiales, lo que debería permitir comprender mejor las circunstancias del tiroteo.

Citado por medios locales, Johnson sostuvo que las imágenes, que la familia de la víctima pudo ver el jueves, muestran a un hombre que presenta "claramente un trastorno mental".

En el video se escucha a alguien gritar "Tiene problemas mentales", antes de que uno de los policías ordenara "dispararle".

Estos disturbios se producen pocos días antes de que se celebren las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Pensilvania es uno de los estados clave de esos comicios.

El miércoles, el presidente Donald Trump citó los disturbios en Filadelfia como un ejemplo de la incapacidad de las autoridades de las ciudades gobernadas por los demócratas para mantener el orden.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.