La liberación del jefe de gabinete del primer ministro maltés Joseph Muscat y su rechazo a proteger a un empresario dispuesto a colaborar con la investigación del asesinato de la periodista Daphne Caruana llevó a la oposición a reclamar la dimisión del mandatario.

Tras seis horas de un consejo de ministros de urgencia, el jefe de gobierno, laborista, que lleva seis años en el cargo, anunció que Yorgen Fenech, un poderoso empresario y principal sospechoso del asesinato de Daphne Caruana Galizia, no se beneficiará de la inmunidad a cambio de informaciones. Una decisión que se tomó, según Muscat, siguiendo las recomendaciones del ministerio de Justicia y de las autoridades policiales.

El anuncio, realizado en plena noche, llegó horas después de que fuera liberado Keith Schembri, jefe de gabinete de Muscat desde 2013, cuyo nombre apareció en la investigación sobre el asesinato de la periodista, por haber recibido, supuestamente, sobornos por parte de Yorgen Fenech.

Fenech está considerado por la familia de Daphne Caruana como el o uno de los autores intelectuales del asesinato.

Según un intermediario, taxista y prestamista, que fue absuelto a cambio de colaborar en el caso, los tres asesinos de la periodista recibieron 150.000 euros por matarla.

La familia de la periodista y movimientos cívicos convocaron una manifestación este viernes a las 17H00 GMT para reclamar la dimisión del gobierno de Muscat, la sexta en dos semanas.

Por su parte, el jefe del Partido Nacionalista (oposición, conservador) Adrian Delia, consideró que "cada minuto que Muscat sigue en el puesto de primer ministro, crece el riesgo de que no se haga justicia".

- "Interferencias políticas" -

Hace unos días, la organización Reporteros Sin Fronteras manifestó su preocupación ante las "posibles interferencias políticas en la investigación".

El escándalo provocado por el asesinato de Daphne Caruana ha sacudido al gobierno maltés. Tres altos cargos han dejado sus puestos a medida que avanzaba la investigación: Schembri, el ministro de Turismo, Konrad Mizzi, y el de Economía, Chris Cardona.

La periodista, que investigaba la corrupción en las altas esferas, murió en un atentado con coche bomba en 2017.

Caruana había indagado en la parte maltesa de la investigación periodística sobre los Papeles de Panamá. Había encontrado documentos que prueban que empresas panameñas, pertenecientes al entonces ministro de Energía Konrad Mizzi y al jefe de gabinete de Muscat, habían recibido miles de euros diarios de una compañía de Dubái, 17 Black, por servicios no especificados.

Gracias a varios arrestos recientes, la justicia descubrió que esta compañía pertenecía a Yorgen Fenech, magnate maltés de la industria hotelera, energética y automotriz. Fue detenido el pasado miércoles mientras intentaba huir de Malta a bordo de su yate.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes