Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La estación de tren de Sint-Pieters, en la ciudad belga de Gante, el 23 de enero de 2018, después de que un hombre resultara herido tras haber amenazado a unos policías con un cuchillo

(afp_tickers)

El hombre que amenazó con un cuchillo a policías el martes por la noche en la ciudad belga de Gante, antes de resultar herido de bala, es un refugiado afgano con "grandes problemas psicológicos", indicó este miércoles la fiscalía, citada por medios locales.

La pista de un acto terrorista no es la principal de las autoridades belgas. "En este momento todavía no podemos vincular esto a motivos terroristas", dijo el ministro del Interior, Jan Jambon, a la cadena pública RTBF.

El hombre es "un refugiado reconocido de nacionalidad afgana", agregó el ministro, quien precisó que no está fichado como "radicalizado". "La investigación judicial está en curso y esperamos el resultado", apuntó Jambon.

Los hechos se produjeron el martes poco antes de las 21H00 (20H00 GMT) en la principal estación de trenes de Gante, noroeste de Bélgica.

Según las imágenes de videovigilancia, el hombre de 28 años se precipitó hacia una patrulla de la policía encargada de vigilar los ferrocarriles blandiendo ante ellos un pequeño cuchillo.

El hombre rechazó responder a los llamamientos de la policía de tirar el arma, por lo que realizaron varios disparos contra él, uno de los cuales permitió neutralizarlo, según varios medios flamencos.

El refugiado afgano, que resultó herido, fue transportado al hospital, donde "se sometió a una intervención quirúrgica y su vida ya no corre peligro", precisó An Schoonjans, portavoz de la fiscalía de la provincia de Flandes Oriental, al diario Het Laatste Nieuws.

Bélgica redujo el lunes su nivel de alerta antiterrorista por primera vez a niveles de enero de 2015, previos a la serie de atentados yihadistas que golpearon el continente europeo.

El aeropuerto y metro de Bruselas fueron el escenario de un doble atentado el 22 de marzo de 2016, que costó la vida a 32 personas.

El último ataque considerado como "terrorista" se produjo en pleno centro de la capital belga el 25 de agosto de 2017, cuando un hombre de 30 años de origen somalí agredió con un cuchillo a soldados al grito de "Allah Akbar".

Pese a que se redujo el nivel de alerta, patrullas de soldados seguirán vigilando las instalaciones claves en el país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP