Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una imagen del funeral de víctimas del atentado contra el mercado de verduras, el sábado 21 de enero en la ciudad paquistaní de Parachinar, en el distrito de Kurram, una zona tribal fronteriza con Afganistán

(afp_tickers)

Al menos 24 personas murieron en el atentado con bomba cometido el sábado contra un mercado de un barrio mayoritariamente chií de las zonas tribales del noroeste de Pakistán, según un nuevo balance divulgado este domingo.

El atentado, reivindicado por talibanes paquistaníes, fue cometido en un mercado de verduras muy concurrido de la ciudad de Parachinar, en el distrito de Kurram, una zona tribal fronteriza con Afganistán.

"El número de muertos se eleva ahora a 24, ya que cuatro de los heridos murieron", declaró Nasirulá Jan, un responsable regional, quien añadió que el número de heridos era de unos 90. Un anterior balance fijaba en 20 el numero de víctimas mortales.

Ikramulá Jan, un responsable del gobierno local, afirmó que la explosión fue causada por un artefacto artesanal escondido en una caja de verduras.

En una llamada telefónica a la AFP, la facción Hakimulá Mehsud de los talibanes paquistaníes Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP) reivindicó el atentado.

"Su objetivo es vengar la muerte de los nuestros, muertos por las fuerzas de seguridad, y dar una lección a los chiíes por su apoyo a Bashar Al Asad", el presidente sirio, procedente de la minoría alauí, rama del islam chií, afirmó el portavoz del grupo Qari Saifulá.

Kurram es uno de los siete distritos tribales semiautónomos de Pakistán que se rigen por leyes y costumbres locales. Este distrito ha sido el escenario de enfrentamientos entre musulmanes suníes y chiíes. Estos últimos constituyen alrededor del 20% de los 200 millones de habitantes de Pakistán.

AFP