Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer enciende una vela en la plaza del Mercado de Turku, en Finlandia, en homenaje a las víctimas del ataque terrorista con cuchillo, el 19 de agosto de 2017

(afp_tickers)

El marroquí de 18 años acusado de haber matado a dos personas y de haber herido a otras ocho en Finlandia, el viernes, es un solicitante de asilo que apuntó especialmente contra las mujeres en su ataque, calificado de "terrorista" por las autoridades.

La policía lo detuvo el viernes en una plaza del centro de Turku, en el suroeste del país, tras herirlo de bala en una pierna.

"Creemos que el atacante apuntaba especialmente contra las mujeres, y que los hombres resultaron heridos tras haber acudido en su defensa", explicó a los periodistas la superintendente Christa Granroth, de la Oficina Nacional de Investigación de Finlandia.

El hombre, cuya identidad no fue revelada, llegado a Finlandia en 2016, apuñaló a muerte a dos mujeres e hirió a ocho personas más, de entre 15 y 67 años.

Las dos personas fallecidas eran finlandesas. Un italiano, un británico y un sueco figuraban entre los heridos. En total, dos hombres y ocho mujeres fueron atacados.

"En un primer momento, el ataque fue calificado de asesinato, pero durante la noche recibimos informaciones adicionales que indicaban que las infracciones penales son ahora asesinatos e intento de asesinato con intención terrorista", declaró la policía en un comunicado.

El asaltante sigue hospitalizado. La policía desconoce qué lo llevó a actuar.

"Hemos intentado hablar con él en el hospital pero no ha querido pronunciarse", declaró Granroth.

Según medios finlandeses, la solicitud de asilo del hombre le habría sido denegada, aunque las autoridades no confirmaron esta información.

- Cooperación internacional -

La policía añadió que estaba examinando potenciales lazos del individuo con el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"La existencia o no de un vínculo con el EI será uno de los principales ejes de la investigación", declaró el director de la Agencia de Inteligencia finlandesa (SUPO), Antti Pelttari, en rueda de prensa.

Las autoridades también anunciaron, este sábado, que cuatro personas de nacionalidad marroquí habían sido arrestadas durante dos registros efectuados en un centro para solicitantes de asilo y en un apartamento de Turku durante la noche.

"No estamos seguros si tienen un vínculo [con el ataque] [...] Pero estaban en contacto con el principal sospechoso", precisó a la AFP el comisario Markus Laine, de la Oficina Nacional de Investigaciones.

Los principales sospechosos del doble atentado que dejó 14 muertos y más de 100 heridos el jueves y el viernes en las ciudades españolas de Barcelona y Cambrils también eran marroquíes.

Pero Leena Malkki, especialista en terrorismo en la Universidad de Helsinki, declaró a la radiotelevisión pública YLE que no había ningún motivo para pensar que existiera un vínculo entre lo ocurrido allí y en Turku.

"Muchos países europeos hablan de la radicalización de los jóvenes marroquíes", añadió.

La policía afirmó colaborar con los servicios de inmigración finalndeses y las autoridades internacionales. Se lanzó una orden de arresto internacional contra una quinta persona.

La policía nacional, en estado de alerta, anunció el viernes que había aumentado el número de sus patrullas.

En junio, los servicios de seguridad finlandeses habían subido un escalón el nivel de riesgo de atentados en el país, tras identificar una actividad del grupo Estado Islámico (EI) que podría ir dirigida contra Finlandia. El riesgo está ahora en el segundo nivel de una escala de cuatro.

La agencia de seguridad afirmó entonces que vigilaba a unos 350 individuos, un incremento del 80% desde 2012.

- Minuto de silencio -

El sábado se llevó a cabo una manifestación en memoria de las víctimas en la plaza del Mercado de Turku, donde tuvo lugar el ataque, un acto organizado por turcos, iraquíes y sirios al que asistieron unas 300 personas.

Además, el domingo se llevará a cabo un minuto de silencio a las 10H00 locales (07H00 GMT), anunció el primer minsitro, Juha Sipilä.

"Si se confirma el ataque terrorista, será la primera vez en Finlandia. Es lo que nos tememos. La última vez, Barcelona, ahora, Turku. Ya no somos una isla", declaró.

"Finlandia sigue siendo uno de los países más seguros del mundo. Haremos todo lo posible para que lo siga siendo", agregó.

Por su parte, el presidente finlandés, Sauli Niinistö, participó en una ceremonia en la catedral de Turku el viernes por la noche, en honor a las víctimas.

Finlandia, un país con 5,5 millones de habitantes, registró un número récord de 32.500 solicitantes de asilo en 2015.

Sin embargo, el año pasado este número pasó a unos 10.000, después de que tanto Finlandia como sus vecinos nórdicos trataran de disuadir a los solicitantes de asilo, reduciendo las ventajas sociales.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP