AFP internacional

El gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens (I), habla con el ministro alemán de Finanzas Wolfgang Schäuble, el 21 de abril de 2017 en Washington

(afp_tickers)

El banco central de México subió este jueves su tasa de interés de referencia en 25 puntos base a 6,75% para controlar una creciente inflación, situándola en el mismo nivel de marzo de 2009, cuando en plena crisis financiera global.

La institución dijo en un comunicado que tomó la decisión para "anclar las expectativas de inflación" y evitar una contaminación en el proceso de formación de precios de la economía.

El Banco de México ejecutó así su noveno incremento desde diciembre de 2015 con el fin de evitar que la depreciación de la moneda local frente al dólar afecte los precios que enfrentan los consumidores mexicanos, ya que encarece los productos importados y aumenta los costos de las empresas.

El ciclo de alzas en la tasa de interés de referencia de México también ha obedecido a movimientos similares de la Reserva Federal estadounidense (Fed).

Los mexicanos enfrentan un repunte inflacionario desde el inicio de este año por el incremento de los precios de la gasolina y el golpe de la depreciación del peso frente al dólar.

La inflación en México alcanzó una tasa anual de 5,82% en abril, un nivel que no se había visto desde mayo de 2009, cuando los precios al consumidor tocaron 5,98% en plena crisis financiera.

Por mandato, el banco central debe mantener los precios en un nivel de 3% con un margen hacia arriba o abajo de 1%.

Por ello, el Banco de México reconoció este jueves que su mayor reto continúa siendo mantener ancladas las expectativas de inflación, esto es, el nivel en el que el mercado espera que se ubiquen los precios al consumidor en el mediano y largo plazo.

Hasta abril, los analistas que consulta el propio banco central esperaban que la inflación se ubicara en 5,70% al cierre de este año.

Los expertos vaticinan que el Banco de México elevará todavía más su tasa en lo que queda de año.

"El comunicado no sugiere que el ciclo de endurecimiento de tasas vaya a terminar. Esperamos todavía un aumento de 25 puntos base", dijo la firma británica Capital Economics en una nota a sus clientes.

- Impacto en el peso -

El banco central alertó en su comunicado que existe el riesgo de que la inflación acelere por una mayor depreciación del peso o mayores incrementos en los precios de productos agropecuarios.

La moneda mexicana fue duramente golpeada en 2016 ante las amenazas del entonces candidato presidencial, Donald Trump, de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o abandonarlo si no conseguía un buen resultado.

El 19 de enero, antes de que Trump asumiera la presidencia, el peso tocó un nivel nunca antes visto de 21,95 unidades por dólar.

Sin embargo, desde ese momento se ha recuperado en casi un 15% y este jueves cerró en 18,77 unidades por dólar, según cifras del propio banco central.

"Las mejores perspectivas de un TLCAN 2.0 reducen la probabilidad de observar depreciaciones como las de principios de año", dijo el banco BBVA Bancomer en un estudio divulgado el miércoles.

Este jueves, el gobierno mexicano aplaudió la decisión de Estados Unidos de notificar a su Congreso la revisión del tratado, que ha sido duramente criticado por Trump.

Por ello, se espera que las negociaciones inicien en agosto próximo.

AFP

 AFP internacional