Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Billetes de 5, 10, 20 y 50 euros fotografiados en la ciudad de Lille, en el norte de Francia, el 15 de diciembre de 2011

(afp_tickers)

El Banco Central de España (BCE) pronostica un crecimiento del 2,7% en 2016, por debajo de sus previsiones iniciales (2,8%) y advierte sobre los riesgos que conlleva la incertidumbre política, en su informe trimestral sobre la economía del país publicado este viernes.

"El PIB crecería este año un 2,7%, con un perfil ligeramente decreciente a lo largo del año, y un 2,3% en 2017", explica el BCE en este informe que confirmaría la ligera ralentización de la economía tras un crecimiento del 3,2% en 2015.

El Banco comenta también el bloqueo político del país tras las elecciones legislativas del 20 de diciembre, que dejaron un Congreso altamente fragmentado con cuatro fuerzas principales que no consiguen acordar la formación de un nuevo Gobierno.

"Las dudas acerca del futuro curso de las políticas económicas podrían incidir negativamente en las decisiones de gasto de los agentes privados, especialmente si la actual situación de incertidumbre política se prolongase en el tiempo", advierte el BCE pidiendo perseverar en las reformas estructurales de la economía impulsadas por la derecha al llegar al poder en 2011.

Las previsiones de 2016 se basan en los bajos precios de los carburantes, la política monetaria expansiva, el impulso de las exportaciones o la mejora del mercado laboral, señala la institución.

Para el primer trimestre, el banco central espera una moderación del crecimiento al 0,7% del PIB contra el 0,8% registrado en el último trimestre de 2015. La revisión a la baja de una décima se debe, según el banco, a la revisión del crecimiento mundial, la apreciación del euro y la bajada de las cotizaciones bursátiles. Estos factores se compensan por el abaratamiento del petróleo y la ligera bajada de las tasas de interés a corto y largo plazo.

El BCE espera que se mantenga el consumo de los hogares, motor del crecimiento en España, y confía en que "se continuará creando empleo a tasas elevadas", añade. Aun así, el desempleo, principal preocupación de los españoles, seguirá ligeramente por encima del 18% de la población activa en 2017.

Este informe se publica un día después de la difusión de los datos sobre el déficit público de España, del 5,16% del PIB en 2015, uno de los más altos de Europa.

Actualmente, la economía española tiene una de las tasas de crecimiento más fuertes de la Unión Europea pero su déficit y su deuda son muy elevados, debido en parte a las frágiles cuentas de la Seguridad Social, afectada por un desempleo superior al 20%.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP