Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos buques japoneses en el puerto de Quetzal, 110 km al sur de Ciudad de Guatemala, el 25 de junio de 2015

(afp_tickers)

El Banco Mundial (BM) tiene el 15% de las acciones de un proyecto portuario suspuestamente fraudulento en Guatemala, un caso donde se vincula al encarcelado expresidente Otto Pérez, dijo este miércoles una fuente cercana al proceso.

Esas acciones fueron compradas por la Corporación Financiera Internacional (IFC, en inglés); una entidad del BM, dijo Manfredo Marroquín, director de la ONG Acción Ciudadana, capítulo de Transparencia Internacional en Guatemala.

Además, el BM entregó un crédito por 61,3 millones de dólares para construir la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), nombre en que opera la casa matriz española Terminal de Contenedores Barcelona (TCB) que logró la concesión del proyecto.

El viernes pasado, la Fiscalía y una comisión de la ONU que colabora en el fortalecimiento de la justicia guatemalteca, revelaron que Pérez y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, también en prisión, facilitaron la firma del usufructo por 25 años prorrogables de forma irregular.

El contrato, que se firmó el 4 de abril de 2012 en medio de señalamientos de irregularidades, incluía una comisión de 30 millones de dólares para los gestores nacionales e internacionales, según la investigación.

Marroquín recordó que en esa oportunidad señalaron irregularidades contra Jin-Yong Cai, director general de IFC, pero fueron insuficientes para impedir la decisión del Banco Mundial.

Entre tanto, la Procuradora General de la Nación (PGN), María Eugenia Villagrán, insistió este miércoles en que el contrato fue anómalo y recomendará al presidente Jimmy Morales anular el mismo.

"Mi recomendación es que se me den las instrucciones para plantear un contencioso administrativo que declare la nulidad de este contrato porque nació viciado", afirmó.

En este nuevo caso, Pérez y Baldetti son acusados de asociación ilícita, cohecho pasivo, lavado de dinero y fraude.

Pérez y Beldetti se encuentran en prisión preventiva al estar acusados por encabezar supuestamente una estructura de defraudación en las aduanas denominada La Línea.

Un juez guatemalteco en una audiencia en un juzgado de la capital les notificará y escuchará a los dos altos exfuncionarios por la nueva acusación por corrupción en su contra.

Tanto Pérez como Baldetti renunciaron en mayo y septiembre, respectivamente, a sus cargos en medio de protestas callejeras por el escándalo de corrupción y ahora se encuentran en prisión a la espera de que un juez decida si deben enfrentar un juicio.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP