AFP internacional

Vista de una sucursal del banco británico Lloyds en el centro de Londres, el 27 de febrero de 2015

(afp_tickers)

El banco británico Lloyds, salvado de la quiebra por el Estado durante la crisis financiera de la pasada década, anunció este miércoles que vuelve a estar totalmente en manos privadas.

Lloyds Banking Group "notificó al mercado que la participación del Gobierno en la empresa se ha reducido a cero; por tanto, el grupo ha vuelto totalmente a manos privadas", anunció el banco en un comunicado.

El Gobierno fue vendiendo paulatinamente sus acciones, consiguiendo un total de 21.200 millones de libras (27.400 de dólares o 24.600 de euros).

Eso supone un beneficio de 894 millones de libras respecto a lo que se invirtió, y que sirvió para que el Estado se hiciera con el 43% del banco.

"El Gobierno ha vendido sus últimas acciones en Lloyds Banking Group, recibiendo más de lo que originalmente invirtió", dijo el director ejecutivo del banco, Antonio Horta-Osorio.

Menos fortuna tuvo la intervención en el Royal Bank of Scotland (RBS), donde el Estado sigue manteniendo el 73% de las acciones. El del RBS fue el rescate bancario más caro del mundo, con un coste para las arcas públicas de 45.500 millones de libras.

AFP

 AFP internacional