Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), comparece ante la prensa el 21 de abril de 2016 en la ciudad alemana de Fráncfort

(afp_tickers)

El Banco Central Europeo(BCE) mantuvo el jueves sus tasas a niveles históricamente bajos, y su presidente se declaró determinado a utilizar "todos los instrumentos disponibles" para estimular la demanda y, consecuentemente, los precios en la zona euro.

"Si es necesario, utilizaremos todos los instrumentos disponibles dentro de nuestro mandato", aseguró Mario Draghi en una conferencia de prensa en Fráncfort, en momentos en que la institución monetaria ya está desplegando toda su artillería de medidas para impulsar la inflación en la zona euro.

En este sentido, el BCE empezará en junio a comprar obligaciones emitidas por empresas de la zona euro, una de las iniciativas para estimular precios y la economía en la región, según precisó Draghi.

El BCE había anunciado el mes pasado que extendería su amplio plan de compras de deuda, el "QE", a las obligaciones de empresas, aunque sin precisar la fecha del inicio.

Esta medida se aplicará desde junio, aclaró este jueves Mario Draghi, pero ni los bancos ni sus filiales podrán beneficiarse de ella.

Tras la reunión habitual de política monetaria, el consejo de gobernadores del BCE había decidido, como se esperaba, mantener sin cambios sus tasas de referencia. La principal tasa, el barómetro del crédito en la zona euro, sigue a cero desde el mes pasado.

- "Obedecemos a la ley, no a los políticos" -

Draghi también respondió el jueves a las críticas procedentes de Alemania contra su acción, y defendió la independencia de su institución al recordar que ésta obedece "a la ley, no a los políticos".

"Tenemos como mandato lograr la estabilidad de precios para toda la zona euro, no solamente para Alemania", dijo Draghi.

Draghi aseveró que "nuestras medidas funcionan, son eficaces, déjenles tiempo para mostrar plenamente sus efectos".

"Para cosechar plenamente los frutos de nuestras medidas de política monetaria, otras esferas de decisión deben contribuir de manera más firme, a nivel nacional y a nivel europeo", insistió de manera más vehemente que lo habitual.

La política de la BCE es "la única que apoya el crecimiento" desde hace cuatro años", dijo y reprochó a los gobiernos no haber lanzado las reformas estructurales indispensables.

Varias figuras políticas alemanas han criticado en los últimos tiempos, a veces de forma virulenta, la muy flexible política monetaria del Banco central europeo.

El muy influyente ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, criticó duramente al BCE, acusándolo de favorecer el aumento de movimientos populistas.

La principal tasa, que permanece en cero por ciento desde el mes pasado, significa que pedir prestado no cuesta nada. Pero también quiere decir que las inversiones no generan beneficios, o muy poco.

La tasa de crédito marginal, a la que los bancos se prestan entre si por 24 horas, se mantiene a 0,25%, mientras que su tasa depósito, que se aplica a los bancos que depositan en el BCE su exceso de liquidez durante 24 horas, sigue en -0,40%. Es decir que pagan para depositar dinero y se les devuelve menos.

- "Principal problema" -

"Alemania es actualmente el principal problema de la BCE", confía a la AFP una fuente cercana al banco central.

"Al parecer, Schauble y Draghi allanaron las cosas en la reunión del FMI de la semana pasada", pero "la guerra de palabras continuará", predice Carsten Brzeski, economista de ING.

El BCE, en una situación complicada desde hace varios meses por culpa de una inflación muy baja, prometió seguir su política expansionista durante varios años.

Penalizados por la caída del precio del petróleo, los precios se bloquearon en marzo, tras perder 0,2% en febrero, cuando el BCE quiere una "inflación cercana pero inferior a 2%".

Frente a esta situación, la institución monetaria europea ha ampliado sus acciones en dos ocasiones, en los últimos cinco meses.

A principios de marzo, redujo el conjunto de sus tasas de referencia a niveles históricamente bajos, reveló un nuevo programa de grandes préstamos gratuitos a los bancos (TLTRO) y amplió el "QE", su vasto programa de compra de deuda pública y privada.

El objetivo de estas acciones es hacer circular el dinero en el bloque monetario, estimular el crédito, las inversiones y el consumo. Y al final, hacer despegar los precios.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP