Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen tomada el 20 de julio de 2015 del símbolo del euro frente a la antigua sede del Banco Central Europeo en Fráncfort.

(afp_tickers)

El mercado financiero europeo es cada vez más vulnerable a las turbulencias en las grandes economías emergentes, constata en un informe publicado este miércoles el Banco Central Europeo (BCE).

Los mercados de la zona euro han resistido airosamente en los últimos meses a las turbulencias, aunque "los picos de volatilidad" observados en verano "señalan un aumento de la vulnerabilidad en los mercados emergentes", indica el BCE en la última edición de su informe sobre la estabilidad financiera, publicado dos veces al año.

En particular, la situación de China, que está creciendo a su menor ritmo en 25 años, desempeña un papel cada vez más importante en los mercados mundiales, incluyendo la zona euro, sin que haya necesariamente "un vínculo con factores macroeconómicos fundamentales". Es decir, que los mercados tienden a reaccionar excesivamente a lo que sucede en China.

El informe señala también que el sector de la gestión de fondos, "en rápido crecimiento" en la zona euro, está muy expuesto a los países emergentes como China, Brasil, en plena recesión, o Rusia.

"En parte por culpa de la mayor vulnerabilidad a los mercados emergentes, ha aumentado el riesgo de un giro abrupto de las primas de riesgo a nivel mundial", apunta el informe del instituto emisor europeo.

Entre los demás riesgos para la estabilidad financiera de la zona euro, el BCE identificó la debilidad del crecimiento económico (0,3% en el tercer trimestre) y los balances aún no saneados de ciertos bancos.

AFP