Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, durante una reunión ministerial de finanzas en Chengdu, China, el 23 de julio de 2016

(afp_tickers)

Las empresas de la zona euro aumentaron sus emisiones de obligaciones en el segundo trimestre, destacó este miércoles el Banco Central Europeo (BCE), que atribuye el fenómeno a su nuevo programa de compra de deuda corporativa.

El programa, lanzado en junio, permitió la recompra hasta finales de julio de 13.200 millones de euros de obligaciones de empresas, en el marco de una estrategia de apoyo a la financiación de la actividad económica, informó el BCE. Las operaciones se centraron en 450 títulos de 175 empresas del bloque monetario.

La emisión de nueva deuda por parte de los grupos empresariales "repuntó claramente desde el anuncio del programa" en marzo y sobre todo en el segundo trimestre, cuando se iniciaron las operaciones, señaló la institución con sede en Fráncfort en un extracto de su boletín económico, en base a datos preliminares.

La compra de deuda corporativa se efectúa tanto en los mercados primarios (en el momento de la emisión) como secundarios (en manos de otros inversores), y apunta a facilitar la financiación de las empresas y a dar impulso a la actividad económica y alejar el riesgo de deflación.

El anuncio de estas operaciones había provocado en marzo una caída de las tasas y una multiplicación de nuevas emisiones, entre ellas una de más de 13.000 millones de euros, la mayor de la historia, de la cervecera belgo-brasileña AB InBev.

Pero la mayoría (58%) de las compras de deuda corporativa del BCE se destinó a operaciones "de menos de 10 millones de euros" y fueron más importantes en el mercado primario que en el secundario, detalla el informe.

Los bancos centrales de los países de la zona euro, que efectúan las compras por encargo del BCE, empezaron a publicar a mediados de julio los reportes de esas operaciones.

La compra de deuda corporativa representará una parte mínima de los 80.000 millones de euros mensuales que el BCE consagra a su programa de flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés), consistente esencialmente en la compra de deuda soberana, con la expectativa de dar impulso al crecimiento y de favorecer el despegue de los precios.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP