Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, habla con los medios en una rueda de prensa en Fráncfort, Alemania, el 21 de abril de 2016

(afp_tickers)

El Banco Central Europeo (BCE) aguardará la puesta en marcha de las reformas prometidas por Grecia antes de reactivar un mecanismo de acceso al crédito para sus bancos, informó este jueves el presidente de la institución, Mario Draghi.

"Cuando se apliquen las acciones previas, el consejo de gobernadores (del BCE) tomará una decisión" que podría implicar la readmisión de los bancos del endeudado país en ese mecanismo, denominado 'waiver', del cual fue retirado en febrero de 2015.

Esas "acciones previas" remiten a un conjunto de medidas y metas acordadas por Grecia con sus acreedores internacionales (Unión Europea, BCE y Fondo Monetario Internacional) que desde 2010 acudieron tres veces al rescate de ese país de la zona euro, con programas escalonados de crédito. El último acuerdo data de hace diez días.

Numerosos observadores, así como las autoridades griegas, apostaban por una reactivación del 'waiver', que permitiría a los bancos helenos obtener liquidez en el marco de operaciones regulares de financiación del BCE mediante la emisión de deuda pública griega.

Los títulos griegos son considerados actualmente como "bonos basura" y no se aceptan como garantías de financiación. Un retorno al mercado aliviaría enormemente el sistema bancario heleno, que para financiarse tiene que recurrir a créditos con intereses elevadísimos.

- Crecimiento e inflación -

Draghi también anunció este jueves que el BCE elevó su pronóstico de crecimiento y de inflación en la zona euro este año, pero dejó sin cambios sus previsiones para 2017 y 2018.

El PIB de la zona euro tendrá este año una expansión del 1,6%, frente al 1,4% previsto en marzo pasado. En 2017 y 2018, el crecimiento será de un 1,7%.

El alza de precios será de un 0,2%, frente al 0,1% en la estimación anterior. En 2017, será de un 1,3% y en 2018 del 1,6%, según los servicios de prospectiva del BCE.

Esas proyecciones dan un respiro al BCE, que considera que la inflación ideal para impulsar el crecimiento sin afectar a los ingresos se sitúa en un nivel "cercano pero inferior al 2%".

Todos los esfuerzos realizados hasta ahora por el BCE para alejar el espectro de la deflación (una caída de precios, considerada nociva para las inversiones y el consumo) se habían revelado vanos, debido entre otras cosas al derrumbe del precio del petróleo.

Los precios al consumo en la zona euro volvieron de hecho a registrar en mayo una caída interanual del 0,1%, después de retroceder un 0,2% en abril. Unas cifras preocupantes para el BCE.

- 'Brexit' -

Con respecto al 'brexit', Draghi afirmó que el BCE espera que los británicos decidan en el referéndum del 23 de junio permanecer en la Unión Europea (UE), pero está preparado para cualquier contringencia. "El BCE considera que Reino Unido debería permanecer en la UE. Sería beneficioso para ambos", dijo Draghi en una rueda de prensa en Viena. Pero si los electores británicos optan por la ruptura con el bloque, "el BCE está preparado para cualquier eventualidad", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP