El Banco Central Europeo (BCE) rebajó este jueves por primera vez desde marzo de 2016 su tasa de depósito y anunció que reanudara su programa de compra de deuda, instrumento de estímulo monetario muy esperado por los mercados para hacer frente al freno de la economía en la zona euro.

La tasa de depósitos –la que remunera el dinero que depositan los bancos en la institución– pasó así de -0,40% a -0,50%. En paralelo, el BCE mantuvo sin cambios su tasa de interés principal (0%) y la tasa de facilidad de préstamo (0,25%).

Pero la principal medida es la reactivación del programa de compra de deuda pública y privada a partir del 1 de noviembre, con compras de 20.000 millones de euros mensuales, financiadas con la creación de moneda.

La rebaja de la tasa de depósitos, que ya era negativa, tiene el objetivo de disuadir a los bancos para que no dejen sus excedentes de tesorería en el BCE y alentarlos a prestar dinero a las familias y a las empresas.

En su última reunión en julio, la institución que preside Mario Draghi ya mostró su determinación a hacer todo lo posible para estimular la actividad y los precios, con una inflación en la zona euro alejada del nivel cercano al 2%, que el BCE considera óptimo para la economía.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes