Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo de Samsung se exhibe en la sede de la firma en Seúl, el 16 de enero de 2017

(afp_tickers)

Samsung Electronics registró un alza de sus beneficios del 50,2% en el cuarto trimestre de 2016, pese al escándalo del Galaxy Note 7, que lastró en todo el mundo la reputación del mayor fabricante de teléfonos del mundo.

En un comunicado publicado este martes, la empresa informó de que tuvo un beneficio de 9,22 billones de wons (7.800 millones de dólares) entre los meses de octubre y diciembre.

Las ganancias fueron impulsadas por el área de "componentes, principalmente las memorias y los paneles de visualización", dijo la empresa que también mencionó como causa la fortaleza del dólar.

El fiasco del Galaxy Note 7 no fue el único bache que enfrentó la empresa, salpicada en el escándalo de corrupción que llevó a la destitución por el parlamento de la presidenta coreana, Park Guen-Hye.

En el marco de la investigación, Lee Jae-Yong, el heredero de la casa, que representa casi un quinto del PIB de Corea del Sur, fue interrogado, aunque la semana pasada el tribunal desestimó una orden de arresto pedida por la fiscalía.

"Samsung logró resultados sólidos, pese a la discontinuación del Note 7 en la segunda mitad", indicó la empresa, en la única mención al escándalo.

Samsung Electronics retiró a principios de setiembre unos 2,5 millones de ejemplares de Galaxy Note 7 de diez mercados cuando surgieron las quejas de que las baterías de litio explotaban durante la recarga.

Luego tuvo que extender la medida y suspender la producción cuando aparecieron nuevos informes sobre que los teléfonos de reemplazo también se incendiaban.

El aparato que estaba concebido para competir con el iPhone de Apple terminó costándole a Samsung miles de millones de dólares en pérdidas, además de daños en su imagen de marca.

Samsung admitió el lunes que fue la empresa la que especificó las características que debían cumplir las baterías.

- Se esperan beneficios récord -

En 2016, los beneficios operativos sumaron 29,2 billones de wons, un alza de 10,7% con respecto al año anterior, dijo la empresa. Sin embargo, los ingresos permanecieron casi estables en 201,9 billones de wons, con un alza de 0,6% con respecto al año anterior.

Los analistas explicaron que los precios de los chips han subido por el alza de la demanda en China, donde los fabricantes han lanzado teléfonos con cámaras de alta resolución y mayor capacidad de almacenamiento para competir con Samsung y con Apple.

En este sentido, los analistas anticipan que la tendencia va a mantenerse en 2017. "Esperamos que Samsung registre beneficios récord este año por el alza de los precios de los chips", explicó a la AFP Greg Roh, analista de HMC Investment Securities. En otro comunicado la marca informó que lanzará un proceso de recompra de acciones por un valor de 9,3 billones de wons.

Después de la debacle del Galaxy Note 7, la empresa elaboró un protocolo de verificación para los nuevos productos, con el objetivo de prevenir futuros fallos, sin embargo, algunos analistas siguen siendo escépticos.

Los resultados de la investigación sugieren que hubo una falta de atención a la hora de probar los productos y una tendencia a apresurar la salida al mercado, lastrando el control de calidad, dijo Jan Dawson, jefe del área de análisis de Jackdaw Research.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP