Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

The Spanish Telefonica's logo is pictured at the Puerta del sol in Madrid on February 5, 2010. The Italian government on February 3, 2010 categorically denied a news report that it was set to approve a Telecom Italia merger with Spanish counterpart Telefonica.The report by Italian daily La Repubblica that the government would give the green light to a merger under certain conditions caused a spike in Telecom Italia's share price. The value surged nearly 9.0 percent but fell back after the government denial. AFP PHOTO/DOMINIQUE FAGET

(afp_tickers)

El grupo español de telecomunicaciones Telefónica registró un beneficio de 884 millones de euros en el tercer trimestre, en baja de 1,9%, pero confirmó su objetivo anual.

En cambio, la facturación aumentó en 10,8%, a 11.920 millones de euros, al igual que el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA), que sirve de criterio de rentabilidad al grupo, que se estableció en 3.690 millones, en alza de 2,9%.

Los analistas, interrogados por la compañía de datos financieros Factset, esperaban un beneficio más elevado, alrededor de 1.000 millones de euros.

Los resultados del tercer trimestre incluyen una provisión excepcional de 74 millones de euros para gastos de reestructuración, indicó un comunicado de la empresa. Si se toman en cuenta los primeros nueve meses del 2015, la tendencia es diferente ya que el beneficio pegó un salto de 69,6%, a 4.580 millones de euros.

El OIBDA por su parte ganó 5,7% a 11.010 millones de euros y la facturación fue de 35.340 millones (+11,9%).

Los resultados incluyen los de la brasileña Global Village Telecom (GVT), que Telefónica compró recientemente al francés Vivendi, y los de DTS (ex-Canal+) cedida por el grupo multimedios español Prisa.

Telefónica, que figura entre los cinco mayores operadores de telecomunicaciones del mundo, confirmó su previsión anual de un alza 9,5% de sus ingresos.

El grupo se benefició con una tímida reactivación del mercado nacional y un salto de 62,4% de su facturación en Alemania y una suba de 8,9% en América Latina, lo que compensan el retroceso de 5,5% registrado en Brasil.

AFP