Navigation

El beneficio neto del español Bankia cae casi un 60% en 2020

El logotipo de Bankia en una sucursal de la entidad el 4 de septiembre de 2020 en Madrid afp_tickers
Este contenido fue publicado el 28 enero 2021 - 08:04
(AFP)

El banco español Bankia, controlado por el Estado desde su rescate público en 2012, anunció este jueves un retroceso del 57,6% interanual en su beneficio neto en 2020 debido a las provisiones destinadas a posibles impagos derivados por la pandemia.

La entidad, en proceso de ser absorbida por su compatriota Caixabank, publicó un beneficio neto de 230 millones de euros (278 millones de dólares), lastrado especialmente por los 505 millones de euros (610 millones de dólares) aprovisionados extraordinariamente por el covid-19.

"La finalidad de estas dotaciones extraordinarias ha sido reforzar aún más el balance de la entidad", señaló el banco en un comunicado.

La mayor parte de grandes entidades bancarias europeas tomaron medidas similares en los últimos meses ante el temor de que numerosos particulares o empresas sean incapaces de reembolsar sus préstamos debido al descalabro económico provocado por la pandemia y las restricciones asociadas.

En el cuarto trimestre, Bankia obtuvo un beneficio neto de 50 millones de euros (60 millones de dólares), claramente por encima de los 32 millones de euros previstos por los analistas interrogados por el proveedor de informaciones financieras Factset.

En el cómputo anual, el producto neto bancario, equivalente a la facturación, reculó un 5,9% respecto a 2019, bajando a 1.904 millones de euros (2.300 millones de dólares).

La tasa de morosidad, la proporción de créditos con peligro de no ser reembolsados, se redujo ligeramente en términos interanuales al 4,7%.

Al mismo tiempo, la tasa de fondos propios duros, que mide su solidez financiera, progresó del 13% al 15,48% en un año.

Bankia asegura haber concedido durante el ejercicio 11.000 millones de euros en créditos a empresas avalados por el Estado, una de las medidas lanzadas por el gobierno de izquierdas de Pedro Sánchez para ayudar a los sectores económicos más castigados por la pandemia.

La entidad dice también haber acordado 49.000 moratorias para el reembolso de préstamos inmobiliarios y 61.500 para préstamos al consumo.

Bankia, cuarto banco español, está cerca de ser comprado por su compatriota Caixabank (tercero), en una operación que dará lugar al primer banco del país en activos domésticos.

El Estado, que controla un 61,8% de Bankia tras haberlo rescatado de la quiebra en 2012 con fondos europeos, conservará un 16% del capital del nuevo grupo, que debe nacer durante el primer trimestre de este año.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.