Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre pasea enfrente de una vitrina que contiene muestras de bitcoins, en Hong Honkg, el 3 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El bitcoin, la moneda virtual que se utiliza para transacciones en internet, superó los 1.100 dólares este jueves, su nivel más alto en tres años, y sigue aspirando a convertirse en un valor refugio en un contexto de inseguridad financiera.

El récord del jueves en el Bitcoin Price Index (BPI), un índice que registra los principales intercambios de la moneda, confirma su buena forma tras convertirse en la moneda con mejores resultados de 2016.

Desde su creación en 2009, el bitcoin ha sido muy volátil. En 2013 había alcanzado otro récord, hasta 1.165,89 dólares, pero luego perdió tres cuartas partes de su valor antes de recuperarse de nuevo.

Y en agosto pasado las noticias del robo masivo de bitcoins por parte de un grupo de piratas informáticos lo hicieron caer más de un 20%.

Los analistas creen ahora que la volatilidad irá disminuyendo a medida que aumenten los volúmenes de intercambio pero también como consecuencia del dólar fuerte y de los controles de capitales, cada vez más estrictos en muchos países del mundo.

En los últimos meses, la caótica retirada en India de los dos billetes de mayor denominación o las restricciones en China para comprar moneda extranjera también han contribuido a aumentar su valor.

Desde su creación, la moneda se fijó no superar los 21 millones de unidades, de las que ya se han creado las tres cuartas partes. Los bitcoins son creados por supercomputadores y luego se canjean en internet por productos o servicios.

"Se están creando pocos bitcoins y la gente los ve como un buen refugio frente a la devaluación de las monedeas de sus países, y en vez de comprar dólares compran bitcoins" explica Vinny Lingham, director de Civic, una compañía estadounidense especializada en protección de la identidad digital.

"El bitcoin se está convirtiendo en un valor refugio", añade, citando la incertidumbre en los países emergentes tras la victoria de Donald Trump, y augura que la moneda podría alcanzar los 3.000 dólares a finales de este año.

"Los 'milenials' no creen en el oro, como sus padres. El bitcoin se ha convertido en un valor fiable si vives en un mercado extranjero y estás preocupado por tu gobierno", asegura Lingham, y cita el hecho de que la moneda ha subido sobre todo en los mercados emergentes.

- Un fenómeno global -

En China la demanda de bitcoins sube por las restricciones de capital "pero no sólo en China, es un fenómeno global", asegura a la AFP Bobby Lee, fundador y director de la plataforma de intercambio de bitcoins BTC China.

"Hay muchos ejemplos de desmonetización. En India están retirando algunos billetes, en Argentina también. Eso hace más atractivo el bitcoin" asegura Lee, augurando más regulación de las monedas digitales en el futuro, lo que de momento no es el caso.

Según Dickie Wong, director de investigación de Kingston Securities, con sede en Hong Kong, muchos chinos están cambiando su dinero en bitcoins a medida que se devalúa el yuan y frente al tope de compra de 500.000 dólares en moneda extranjera que impone el gobierno chino. "La devaluación del RMB (yuan) es el principal problema", afirma.

El bitcoin tiene ahora un valor de capitalización que supera los 18.000 millones de dólares, mucho más que otras "criptomonedas" rivales pero mucho menos que otras monedas mundiales.

Por su parte Ajay Sunder, vicepresidente de transformación digital de Asia Pacífico en la consultora Frost & Sullivan de Singapur, explica que más allá del contexto actual el bitcoin podría reforzarse con el auge a largo plazo de los pagos digitales.

"De manera general las gente se siente cada vez más cómoda usando sistemas de pago digitales y transacciones digitales. Pero los bitcoins todavía son marginales y habrá que ver si se convierten en masivos", dice.

AFP