Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La candidata electoral del Bloque de Izquierda portugués, Catarina Martins, en Coimbra el 28 de septiembre de 2015 durante un mítin electoral

(afp_tickers)

El Bloque de Izquierda portugués anunció este viernes un acuerdo con el Partido Socialista con vistas a la formación de un gobierno, que podría reemplazar dentro de poco al actual ejecutivo de derecha, en minoría en el Parlamento.

"La Comisión Política del Bloque de Izquierda ha aprobado el documento surgido de las negociaciones con el Partido Socialista", escribió en su cuenta de Twitter la portavoz del Bloque, Catarina Martins, sin desvelar los términos de dicho acuerdo. "Las negociaciones con el Partido Socialista han llegado a término, y se reúnen las condiciones para un acuerdo de izquierda destinado a proteger el empleo, los salarios y las pensiones", precisa el Bloque de Izquierda en un comunicado publicado en su portal web.

Para hacer caer al gobierno, necesitarán no obstante el apoyo del Partido Comunista, ya que el PS y el Bloque de Izquierda sólo disponen juntos de 105 escaños, frente a los 107 de la coalición conservadora en el poder.

Con los comunistas, la izquierda portuguesa suma 122 diputados en la cámara, de un total de 230.

La coalición del primer ministro Pedro Passos Coelho, en el poder desde 2011, ganó las elecciones legislativas del 4 de octubre, pero perdió la mayoría absoluta.

El Partido Socialista de António Costa, que fue el segundo más votado, está tratando desde entonces de cerrar un amplio acuerdo de izquierdas, inédito en Portugal en 40 años de democracia, para terminar con la política de austeridad acometida por Passos Coelho.

El PS ha convocado para la tarde del domingo una comisión política, que deberá pronunciarse sobre el estado de las negociaciones, la víspera del debate en el Parlamento sobre el programa del gobierno conservador.

Si los socialistas deciden unirse al Bloque de Izquierda y al Partido Comunista para votar el martes una moción contra el programa del gobierno, el ejecutivo estará obligado a dimitir.

El Bloque de Izquierda, afín a Syriza, en el poder en Grecia, recabó en las legislativas el 10,2% de los votos, y emergió como la tercera fuerza política de Portugal.

AFP