Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios sirios y voluntarios de defensa civil buscan supervivientes entre los escombros de un edificio, tras una noche de bombardeos aéreos en la ciudad siria de Idlib, el 7 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Los ataques aéreos del martes contra posiciones de una antigua rama de Al Qaeda en la ciudad siria de Idlib causaron 46 muertos, entre ellos 24 civiles, según un nuevo balance del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La ONG había dado cuenta de 37 muertos el martes por la noche, entre ellos 11 mujeres y diez niños, agregando que el balance podía empeorar debido al estado grave de varios heridos.

Los bombardeos mataron también a combatientes de Fateh al Sham (antigua rama de Al Qaeda) y otros yihadistas, según el OSDH, que dispone de una amplia red de informadores en Siria.

Estos ataques, que iban dirigidos contra posiciones de Fateh al Sham en Idlib y sus alrededores, fueron efectuados o por aviones de la coalición internacional antiyihadista dirigida por EEUU o por la aviación de Rusia, que apoya al régimen de Bashar al Asad, según el OSDH. El ejército ruso desmintió su implicación.

La provincia de Idlib, en el noroeste del país, se encuentra mayoritariamente bajo control de Fateh al Sham, aliado de los grupos rebeldes sirios. Washington informó el martes de que había llevado a cabo un ataque aéreo el 4 de febrero contra "Abu Hani al Masri, un terrorista de Al Qaeda", sin precisar si había muerto.

AFP