Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre pasa delante un mural callejero en Sunderland, noreste de Inglaterra, el 25 de octubre de 2016

(afp_tickers)

Entre la inquietud y la resignación, los dirigentes europeos mostraron este miércoles su voluntad de seguir trabajando con Londres, no sin advertir que el futuro no será fácil para la Unión Europea (UE) en un momento de auge de los partidos euroescépticos.

- "Lamentamos que Reino Unido abandone la UE", estimó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en un comunicado. "Ya os echamos de menos", añadió, advirtiendo al mismo tiempo que la Unión Europea actuará "de forma unida y preservará sus intereses" en las negociaciones.

- La canciller alemana Angela Merkel expresó su deseo de que Londres siga siendo "un socio cercano". "Nosotros, en el seno de la Unión Europea, conduciremos las negociaciones de forma justa y equilibrada y espero que el gobierno británico haga lo mismo", añadió. Aún así, Merkel advirtió que la discusión sobre la futura relación entre Europa y Reino Unido solo comenzará cuando se fijen las condiciones del Brexit, rechazando la negociación paralela sugerida por Theresa May.

- El Brexit es "doloroso sentimentalmente" para los europeos, pero será "doloroso económicamente" para los británicos, advirtió el presidente francés, François Hollande. Según el mandatario, la salida del Reino Unido de la UE "obligará a Europa a avanzar, sin dudas, con distintas velocidades".

- El presidente español, Mariano Rajoy, quiso enviar "un mensaje de tranquilidad, confianza y serenidad a todos los ciudadanos españoles que viven en el Reino Unido, a los ciudadanos británicos que viven en España", así como a las empresas españolas presentes en ese país y a las británicas que operan en territorio español. El mandatario agregó que es necesario "un acuerdo equilibrado pero también (...) seguir avanzando los demás, los Veintisiete, en el proceso de integración europea".

- El ministro de Exteriores holandés, Bert Koenders, lamentó la pérdida de "un socio" con el que sintonizaba, pero se comprometió a "evitar un divorcio y construir otro tipo de amistad". Koenders advirtió asimismo que "ciudadanos y empresas" iban a "sentir los efectos de la decisión británica". "Hay mucho en juego (...) Guardemos la calma, seamos realistas y negociemos".

- "Es un día histórico que marcará la entrada de Europa en un camino aún desconocido", declaró por su parte el ministro de Finanzas portugués, Mario Centeno, asegurando que, no obstante, "los ciudadanos europeos saldrán con ventaja" de las negociaciones entre la UE y Londres.

- Gibraltar "no será una víctima del Brexit", reaccionó su jefe de gobierno, Fabián Picardo. "En lo que a nosotros nos atañe, este no es un día para festejar. Pero tampoco para temer, y sí para luchar" advirtió el jefe de este diminuto enclave británico al sur de España, cuya soberanía es reclamada por Madrid.

- Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, afirmó en Twitter que, pese a "no ser un buen día", Europa está "preparada". "Seguiremos adelante, esperando que Reino Unido continúe siendo un socio cercano".

- Manfred Weber, presidente del grupo del Partido Popular Europeo (PPE, derecha, mayoría en la Eurocámara) afirmó en un comunicado que "la historia mostrará que el Brexit es un gran error".

- Para Suiza, que no forma parte de la UE, el Brexit no cambia nada, recordó ante la prensa la presidenta de la Confederación Helvética, Doris Leuthard, deseando en todo caso que no suponga la ruptura de las relaciones, especialmente las comerciales, entre Berna y Londres.

- Nigel Farage, exlíder del partido euroescéptico británico UKIP y gran arquitecto del Brexit, afirmó que "la Unión Europea no se repondrá". "Somos los primeros en salir. Es histórico. Ahora somos nosotros quienes tomamos el mando".

- El diputado de extrema derecha holandés Geert Wilders celebró en Twitter "un momento histórico" y felicitó a Gran Bretaña por haber "recuperado su soberanía nacional". "Holanda seguirá (esa senda) en los próximos años", vaticinó.

AFP