Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos jóvenes sostienen ramos de flores y escarapelas entre las tumbas durante el memorial de la batalla del Somme, el 1 de julio de 2016, cien años más tarde, en Thiepval, Francia

(afp_tickers)

Francia y Reino Unido conmemoraron este viernes con solemnidad el centenario de la batalla más sangrienta de la Primera Guerra Mundial, la batalla del Somme, una ceremonia en la que se inmiscuyó el Brexit.

Aunque la reina Isabel II estaba ausente, acudieron, de lado británico, su hijo el príncipe Carlos, los príncipes Enrique y Guillermo y el primer ministro dimisionario David Cameron. Del lado alemán, estaba presente el expresidente Horst Koehler, y del lado irlandés, el presidente, Michael D. Higgins. Todos ellos fueron acogidos por el presidente francés, François Hollande.

El mandatario francés recordó que la carnicería del Somme, en la que murieron 1,2 millones de militares de ambos bandos, es una de las tragedias de la historia europea que ayudan a explicar el proyecto de la Unión Europea, décadas más tarde.

"Estar en la Unión Europea tiene ventajas y es lo que los británicos empiezan a comprender", en particular "quienes pudieron estar tentados por el Brexit, están pensando en ello (en frenar o revertir la salida de la UE)", dijo a la prensa Hollande.

"Pero la decisión está tomada, no puede ser postergada ni anulada, ahora hay que asumir sus consecuencias", dijo el presidente francés ante los periodistas.

El 23 de junio, los británicos votaron en un 52% por una salida de Reino Unido de la UE, provocando un seísmo en la política inglesa y sumiendo a sus socios en la confusión.

- El 'infierno' de la guerra -

Las conmemoraciones del Somme comenzaron con una ceremonia en el cráter de Ovillers-la-Boiselle, en el norte del país, justo cuando hace cien años los ejércitos británico y francés detonaron 30 toneladas de explosivos para dinamitar las defensas alemanas. Esta explosión, que dejó un enorme cráter de unos 91 metros de diámetro, aún visible, marcó el inicio de la ofensiva aliada.

En el mismo momento, se realizaron dos minutos de silencio en Londres. También se marcó el comienzo de la ofensiva con pitidos de silbato cerca del Parlamento.

La batalla del Somme duró cinco meses, sin que tuviera un efecto decisivo en la resolución de la Gran Guerra.

Más tarde, cerca del memorial de Thiepval, de 45 metros de alto, erigido en 1932 y donde figuran los nombres de los 72.000 soldados de Reino Unido y de Sudáfrica que murieron en la batalla, los mandatarios leyeron textos que recordaron "el infierno" de la guerra, los gestos de respeto entre tropas enemigas y la reconstrucción de la posguerra.

Este memorial, el más grande de la Commonwealth en el mundo, atrae cada año a cerca de 150.000 personas, en especial británicos, irlandeses, australianos o canadienses.

Cerca de 600 niños -300 británicos y 300 franceses- participaron en la celebración, retransmitida en directo en Reino Unido por la BBC.

- 'La flor de una generación' -

El 1 de julio de 1916, inicio de la ofensiva, representa el día más sangriento de la historia británica, con 20.000 muertos o desaparecidos -la mayoría durante la primera hora- y 40.000 heridos. Para los británicos, el Somme ha quedado grabado en su memoria colectiva, como la batalla de Verdún para los franceses.

"Hemos perdido la flor de una generación (...) en muchos aspectos, ese día fue el más triste de la larga historia de nuestra nación", declaró el jueves por la noche el príncipe Guillermo al comienzo de una velada militar en el memorial de Thiepval.

El expresidente alemán Horst Koehler (2004-2010) visitó más tarde el cementerio militar alemán de Fricourt, que acoge las sepulturas de 17.027 soldados alemanes.

En total, 10.000 personas participaron en las ceremonias, incluidos escoceses, galeses, irlandeses, o incluso canadienses.

"Ya vine en 2014, pero era importante estar aquí este año, por el centenario", declaró el británico Tony Hunter, que para la ocasión vistió con el uniforme de infantería del 10º regimiento del Ejército británico.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP