Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, pronunciando un discurso en el congreso bancario europeo en Fráncfort, Alemania, el 20 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El banco central alemán, el Bundesbank, subió este viernes su previsión de crecimiento para la economía alemana en 2017, y mantuvo invariables los pronósticos para 2015 y 2016.

Como en junio, el banco apuesta por un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) alemán del 1,7% para este año y del 1,8% para el que viene.

La institución monetaria subió, por el contrario, al 1,7% su previsión para 2017, frente al 1,5% anticipado hasta ahora.

Los principales motores de la actividad en el país son "la situación favorable del mercado laboral y el aumento sustancial de los ingresos reales disponibles" en los hogares, aunque el comercio internacional se haya ralentizado por una demanda débil de las economías emergentes, comentó en un comunicado el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. "La esperada subida del mercado de las exportaciones fuera de la zona euro y el crecimiento en la zona euro, que será algo más dinámico", contribuyen al buen estado de salud de la economía alemana, asegura Weidmann.

Las previsiones de inflación se revisaron a la baja para este año. La subida de los precios será del 0,2% en 2015, en vez del 0,5% calculado en junio. Para 2016, se pronostica un 1,1%, en vez de 1,8% y para 2017 un 2% en lugar del 2,2%.

AFP