Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Toyota anunció este viernes que la producción de su popular modelo Corolla, originalmente prevista para hacerse en México, se desarrollará en Estados Unidos

(afp_tickers)

El fabricante japonés de automóviles Toyota anunció este viernes que la producción de su popular modelo Corolla, originalmente prevista para hacerse en México, se desarrollará en Estados Unidos, pero el gobierno local confía en que las inversiones de la firma nipona en territorio mexicano no se verán afectadas.

Cuando era presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump escribió en Twitter que "de ninguna manera" Toyota iba a fabricar en México el modelo Corolla para el mercado estadounidense.

Toyota anunció que ahora su estrategia para la planta de Guanajuato será fabricar su camioneta Tacoma.

Miguel Márquez, gobernador de Guanajuato, aseguró en un breve mensaje difundido en Twitter que a pesar del giro en los plantes de la firma japonesa, "miles de empleos seguirán generándose" en esa región.

En 2015 Toyota había anunciado la instalación de la fábrica en Guanajuato (a unos 900 km de la frontera con Estados Unidos) con una inversión de 1.000 millones de dólares para responder mejor al mercado de Estados Unidos.

Sus planes para esa planta eran fabricar unas 200.000 berlinas Corolla anuales a partir de 2019 y con ello generar empleo para unas 2.000 personas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, festejó ese anuncio al decir que reafirmaba "la confianza" en este país "como destino para inversiones confiables".

Después del anuncio del cambio del programa de Toyota, el gobernador de Guanajuato aseguró que se sigue "trabajando" en la construcción de la factoría "para iniciar operaciones en 2019". Márquez aseguró que tuvo una conversación telefónica este mismo viernes con el vicepresidente de la automotriz nipona.

Toyota y Mazda explicaron que el giro de objetivos se debe a la necesidad de "superar los retos apremiantes" del sector, como "el endurecimiento de las regulaciones medioambientales y de seguridad y la llegada de rivales procedentes de otras industrias".

El cambio de planes no tendrá "un impacto sustancial en los planes de inversión y de generación" en México, aseguró Toyota en un comunicado.

Trump amenazó a Toyota en enero con fuertes impuestos arancelarios si insistía en construir en México y no en Estados Unidos.

Previamente hizo una advertencia similar a General Motors, mientras que Ford anunció la sorpresiva cancelación de una nueva planta en México por valor 1.600 millones de dólares, que había sido criticada por Trump durante su campaña.

La producción y exportación de automóviles de México aumentó durante mayo, gracias a mayores ventas a Estados Unidos, su mayor cliente, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la mayor representación del sector.

La industria automotriz mexicana es una de las que más se beneficia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), un pacto vigente con Estados Unidos y Canadá desde 1994, que será revisado este año.

Las armadoras están a la expectativa de que inicien esas negociaciones a petición de Trump, quien considera que las fábricas en México dejan sin empleo a los estadounidenses.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP