Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, durante una visita no oficial al puerto chileno de Arica el 17 de julio de 2016

(afp_tickers)

El canciller boliviano, David Choquehuanca, concretó este lunes el ingreso al puerto chileno de Arica (norte) y denunció irregularidades en el trato a su país, en el marco de una polémica visita calificada de "maniobra mediática" por Chile.

Acompañado por una delegación de 58 personas, Choquehuanca llegó por la mañana a las instalaciones del puerto de Arica, donde su país embarca la mayor cantidad de carga al exterior en el marco del Tratado de 1904 que puso fin a una guerra librada en el siglo XIX y que estableció el libre tránsito de mercancías bolivianas por puertos chilenos.

Las autoridades portuarias retrasaron el paso a la comitiva por cuestiones administrativas, pero a mitad de la tarde el canciller ingresó a las instalaciones luego de aguardar unas seis horas en las cercanías.

"Las denuncias que han hecho nuestros transportistas son verídicas", señaló Choquehuanca a periodistas en alusión a las denuncias de maltrato de transportistas con cargas chilenas que según el político motivaron su visita.

Asimismo, la comitiva boliviana denunció irregularidades en el almacenaje de la carga boliviana.

Desde Sucre, el presidente de Bolivia, Evo Morales, lanzó: "Hay autoridades de Chile que no quieren esta visita, bloquean, tienen miedo, no quieren que se sepa la verdad".

- Intercambio de notas de protesta-

El segundo día de estadía de Choquehuanca en Chile, que proseguirá el martes con su visita al puerto de Antofagasta (norte), generó un ida y vuelta de reproches y el intercambio de notas de protesta desde ambas sedes diplomáticas.

Bolivia entregó en La Paz al cónsul chileno, Manuel Hinojosa, una "nota verbal de protestas por las censuras y advertencias a la visita del canciller" Choquehuanca, señaló el Ministerio de Gobierno boliviano en su página en internet.

Santiago respondió enviando una nota de protesta ante las particularidades que rodean la visita del canciller.

Muñoz destacó que la visita persigue "un objetivo propagandístico, una operación mediática par buscar crear la impresión de que Chile incumple el tratado de 1904".

El sábado, la visita de Choquehuanca fue calificada por las autoridades chilenas como una "descortesía flagrante".

La llegada del canciller boliviano se concreta en un momento de alta tensión entre ambos países, que carecen de relaciones diplomáticas desde 1978, ante la falta de acuerdo sobre la salida al mar que Bolivia perdió en la guerra que la enfrentó a Chile a fines del siglo XIX.

A raíz de esa disputa, Bolivia demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, exigiendo se le obligue a negociar esta salida al mar.

A la histórica disputa se sumó recientemente un nuevo diferendo ante la CIJ por el uso de las aguas del Silala, que Chile considera río internacional y Bolivia un manantial exclusivo de su territorio.

Disputas a la que se podría sumar otra de similar origen ya que Coquehuanca aseguró que su país evaluará la posibilidad de demandar a Chile por el río Lauca, que se origina en Chile y desemboca en Bolivia, por un supuesto desvío unilateral de su cauce.

Santiago ya desestimó esa protesta.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP