Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El empresario estadounidense Vincent Viola en la Torre Trump, donde iba a reunirse con el presidente electo de su país, Donald Trump, el 16 de diciembre de 2016 en Nueva York

(afp_tickers)

El millonario nominado por Donald Trump para el puesto de secretario del Ejército estadounidense, Vincent Viola, retiró su candidatura debido a los obstáculos vinculados a sus intereses financieros, según información de prensa de este sábado.

Vincent Viola, quien construyó su fortuna tras fundar la firma de negociaciones de alta frecuencia Virtu Financial, también es dueño del equipo de hockey Florida Panthers.

"Aprecio la confianza que el presidente [Donald] Trump mostró en mi", dijo Viola en un comunicado al Military Times. "Ofrezco mi apoyo constante al presidente Trump y su administración y estoy deseando redoblar mis esfuerzos para apoyar al Ejército y a sus veteranos como ciudadanos privados".

De acuerdo con el Military Times, Viola explicó en su comunicado que no habría podido pasar el proceso de confirmación en el Congreso de Estados Unidos debido a las reglas del Pentágono sobre los conflictos de intereses.

El Departamento del Ejército, encargado de las fuerzas terrestres, forma parte del Departamento de Defensa, dirigido por James Mattis.

Éste se dijo "decepcionado", pero aseguró "entender y respetar la decisión de Viola", declaró el portavoz del Pentágono, Jeff Davis. "El secretario de Defensa recomendará pronto otro candidato al presidente", señaló.

El diario The New York Times había informado esta semana de que Viola estaba intentando cambiar su participación mayoritaria en Eastern Air Lines por partes de Swift Air, una compañía chárter con millones de dólares en contratos gubernamentales difíciles de rastrear.

Según el diario, Viola, un comandante retirado, tiene una fortuna estimada en unos 1.800 millones de dólares.

El magnate inmobiliario Donald Trump formó un equipo de gobierno compuesto por millonarios y multimillonarios, varios de los cuales tuvieron que enfrentar acusaciones de conflictos de interés.

El propio Trump fue criticado por no haber cortado completamente sus vínculos con su imperio económico, pero en su calidad de presidente no está sometido a las mismas exigencias éticas que su equipo.

AFP