Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El jefe de Finanzas del Vaticano, el cardenal George Pell, a su regreso a Australia para una comparecencia, el 26 de julio, por cargos de agresión sexual en delitos supuestamente cometidos hace décadas

(afp_tickers)

El jefe de Finanzas del Vaticano, el cardenal George Pell retornó a Australia este lunes para comparecer ante la justicia por acusaciones de abuso sexual.

Pell aterrizó en Sídney, donde fue recibido por agentes de seguridad y después abordó un coche que lo esperaba sin hacer declaraciones, según las imágenes de la cadena Channel Nine.

El cardenal de de 76 años, responsable de finanzas de Vaticano, debe comparecer ante un tribunal de Melbourne el próximo 26 de julio. El papa Francisco le acordó la excedencia para poder defenderse.

Pell fue arzobispo de Melbourne entre 1996 y 2001 y luego se convirtió en arzobispo de Sídney hasta 2014. Fue entonces cuando se fue al Vaticano, llamado por el papa Francisco para ocuparse de reformar las finanzas de la iglesia católica.

La policía australiana acusó a Pell de delitos de abuso sexual, sin dar más detalles sobre las acusaciones, explicando la necesidad de preservar la integridad del proceso judicial.

Pell ha negado las acusaciones pero elementos de la investigación, que no han sido difundidos, indican que hay varios demandantes.

"Espero con ansias mi audiencia en el corte. Yo soy inocente de estos cargos", dijo en Roma el mes pasado. "Son falsas. La mera idea del abuso es algo abominable para mí", afirmó.

AFP