Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El aspirante a la presidencia de Francia, Emmanuel Macron, el 7 de marzo de 2017, en su sede partidaria en París

(afp_tickers)

El centrista Emmanuel Macron, aspirante a la presidencia de Francia al que sus adversarios califican de candidato de las élites, quiere conquistar a las "clases medias" seducidas por la extrema derecha, declaró este martes en una entrevista exclusiva para la AFP.

"El corazón de mi voluntad y de mi programa es refundar el contrato con las clases medias", descuidadas por los últimos Gobiernos, afirmó el exministro de izquierdas, al que los sondeos sitúan en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas frente a la ultraderechista Marine Le Pen.

"La derecha ha hablado a la Francia que tiene éxito, la izquierda ha hablado a la Francia popular, la que tiene mayores dificultades. Se han olvidado de las clases medias que son la Francia que trabaja, la Francia que lucha por tener éxito, la Francia que ha construido nuestra historia y es la base de los proyectos y la identidad de nuestra población", consideró el exbanquero de negocios, de 39 años.

Con su nuevo movimiento centrista "¡En Marcha!", el exministro de Economía del presidente socialista François Hollande aspira a ser la respuesta a esa "Francia periférica" descrita por geógrafos y sociólogos, cuyo temor a descender en la escala social contribuye al ascenso del Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen.

Según un sondeo publicado el martes, un tercio de los franceses dicen coincidir con las ideas defendidas por le FN.

- 'Discriminación positiva'-

Macron asegura que quiere responder a la sensación de "abandono que experimentan las clases medias" ante la "inseguridad económica", provocada por un poder adquisitivo estancado, o la "inseguridad física" causada por actos de delincuencia.

El candidato piensa poder frenar el éxodo de los obreros y los empleados hacia la extrema derecha con algunas medidas como la supresión de la contribución urbana para el 80% de las personas que pagan dicho impuesto.

Respecto a las 'banlieues', esos barrios conflictivos en la periferia de las grandes ciudades, donde el abstencionismo suele ser alto, Macron promueve "una política clara de discrimación positiva".

El centrista tiene varias propuestas para ayudar a esos barrios golpeados por el paro y la pobreza: una ayuda de 15.000 euros para las empresas que ofrezcan contratos indefinidos a sus habitantes, un límite de menos de 12 alumnos en las clases de primaria en las llamadas zonas de educación prioritaria, y la duplicación del presupuesto de la agencia encargada de la renovación urbana.

"Lo que quieren las 'banlieues', nuestros ciudadanos, ya sean de la Francia rural o de las ciudades medias, es acceder a su parte de éxito del país. Sin embargo nadie les ha dado esa oportunidad. Yo quiero dársela", promete Macron.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP