Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios turistas compran productos norcoreanos el 5 de julio de 2017 cerca del "Puente de la Amistad", enlace entre la ciudad fronteriza china de Dandong (noreste) y la norcoreana Sinuiju

(afp_tickers)

Los camiones cruzan a diario el "Puente de la Amistad" para introducir en China bienes de Corea del Norte pese a las presiones ejercidas sobre Pekín para que merme su apoyo económico a su vecino turbulento.

En el puente emblemático que atraviesa el río Yalu, demarcación entre los dos países, una veintena de camiones hacían cola el miércoles para cumplir con los trámites aduaneros y entrar en la ciudad china de Dandong, constató la AFP.

Alrededor del 70% del comercio bilateral sino-norcoreano pasa por esta localidad fronteriza, en la antigua Manchuria, en Liaoning (nordeste).

Y un día después de que Pyongyang probara un misil balístico intercontinental, nada parecía haber cambiado.

Las sanciones adoptadas por Naciones Unidas contra el régimen de Corea del Norte por su programa nuclear no prohíben los intercambios comerciales en su conjunto. Pero el presidente estadounidense, Donald Trump, fustigó el miércoles el apoyo económico brindado por China a su vecino y aliado.

En Dandong, los comerciantes aseguran que la actividad prospera como antes y los taxistas no perciben menos movimiento en los últimos días.

Las sanciones de la ONU prohíben, además del carbón, el comercio del oro, pero la responsable de una tienda a orillas del Yalu asegura que sus empleados no tienen dificultades para comprar oro y plata en Corea del Norte.

- "Ningún trastorno" -

Según esta fuente, que ha pedido mantenerse en el anonimato, los metales preciosos se envían a Cantón (sur) para fabricar sortijas y brazaletes.

"Como las materias primas son baratas (en Corea del Norte), esto permite rebajar mucho los precios en el producto final, aquí, en China", comenta. "Trabajamos con nuestros abastecedores norcoreanos desde hace años y lo seguimos haciendo normalmente", agrega.

En la misma calle, Yan, empleado de una tienda que vende tanto metales preciosos como prendas, confirma no haber sufrido "ningún trastorno".

"La mayoría de nuestros artículos provienen de Corea del Norte. Pero también hay estos vestidos, confeccionados por obreros norcoreanos que vienen a trabajar a las fábricas de Dandong", explica. Una fuente de divisas adicional para el régimen.

En virtud de la resolución de la ONU, China suspendió a mediados de febrero sus importaciones de carbón norcoreano, que aportaron a Pyongyang 1.190 millones de dólares en 2016.

El miércoles, Donald Trump denunció en un tuit que, pese a todo, el comercio con Corea del Norte haya "aumentado al menos un 40% en el primer trimestre".

De hecho, en los tres primeros meses de 2017, el comercio total entre los dos países, calculado en yuanes, se incrementó un 37,4% interanual, según las cifras de las aduanas chinas. En dólares, el alza es del 30,6%.

El motivo: una subida de las compras chinas de carbón antes de la suspensión pero sobre todo un incremento del 44% en dólares en las exportaciones chinas hacia Corea del Norte (electrodomésticos, piezas mecánicas, textil...) en los cinco primeros meses del año.

- Cruceros -

Las importaciones chinas, por el contrario, han caído a la mitad entre enero y abril debido sobre todo al carbón.

Y eso pese a que el gigante asiático reforzó la compra de mineral de hierro norcoreano, autorizada por la ONU bajo condiciones y que se duplicó a nivel interanual desde enero.

El tema norcoreano resquebraja la relación entre Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, pero la crisis no reduce el interés de los turistas por Dandong, afirma Heng Ge, operador de cruceros en el río Yalu.

"¡Nuestros barcos siempre están llenos! Los chinos quieren echar un vistazo (desde la orilla) a la vida de los norcoreanos de a pie y observar de cerca a los soldados apostados allí", afirmó a la AFP.

Los habitantes de Dandong están encantados con esta afluencia de turistas y con el trasiego comercial.

"Los otros chinos pueden sentir hostilidad hacia nuestros vecinos norcoreanos", afirma con una sonrisa Peng Li, un vendedor de souvenires. "Pero nosotros, aquí, vivimos juntos muy cómodamente", asegura.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP