Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas se reúnen frente a la Casa Blanca, en Washington, el 13 de agosto de 2017, durante una vigilia por la muerte de una contramanifestante en Charlottesville, Virginia

(afp_tickers)

El Congreso de Estados Unidos aprobó unánimemente el martes una resolución de condena a los neonazis, al KKK y otros nacionalistas blancos y urge al presidente Donald Trump a enfrentarse a los grupos de odio después de los hechos de violencia racial del mes pasado en Charlottesville, Virginia.

La resolución conjunta de ambas cámaras del Congreso, que describe la violencia como un "ataque terrorista interno", llama al gobierno de Trump a mejorar la recopilación de datos sobre crímenes y discursos de odio en los crecientemente preponderantes grupos de odio.

La Cámara de Representantes aprobó unánimemente la medida el martes, después de que el Senado lo hiciera más temprano, y ahora irá a la Casa Blanca para que Trump la firme.

Unos legisladores de Virginia dijeron que el Congreso habló con "una voz unificada" para condenar inequívocamente este incidente, en el cual una contramanifestante murió al ser arrollada por el vehículo conducido por un supremacista blanco que embistió a una multitud tras una protesta de extremistas de derecha que se tornó violenta.

La moción brinda un reconocimiento y ofrece condolencias por la muerte de Heather Heyer, de dos policías que perecieron en un helicóptero que se estrelló durante la protesta y por otras 19 personas heridas en esos hechos de violencia.

"Espero que esta acción bipartidista sane las heridas después de esta tragedia y enviará un mensaje claro a aquellos que buscan dividir a nuestro país de que no hay lugar para el odio y la violencia", dijo el legislador demócrata Gerry Connelly.

Trump ha sido ampliamente criticado por usar un lenguaje divisorio después de los choques entre grupos supremacistas blancos y los que se oponían a ellos.

La aprobación a la labor del presidente republicano cayó a uno de los niveles más bajos de sus turbulentos siete meses de mandato.

La resolución expresa "apoyo para la comunidad de Charlottesville, rechazando a los nacionalistas blancos, a los supremacistas blancos, al Ku Klux Klan, neonazis y otros grupos de odio y urge al presidente y a su gabinete a usar todos los recursos disponibles para enfrentar las amenazas planteadas por esos grupos".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP