El Consejo de Europa, una organización paneuropea de defensa de los derechos humanos, pidió reforzar la protección de los denunciantes, "actores clave de nuestras democracias", según el diputado francés Sylvain Waserman, y aprobó una resolución en este sentido.

"Cambia nuestra mirada sobre los denunciantes y se los considera cada vez más como actores clave de nuestros sistemas democráticos", insistió el diputado al presentar un informe en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE).

"Revelar graves disfunciones debe convertirse en el reflejo normal de cualquier ciudadano responsable que tenga conocimiento de peligros graves para el interés general", señala el preámbulo del informe.

En el texto, no vinculante y que fue adoptado el martes por la APCE, Waserman preconiza una decena de medidas, entre ellas la evolución del derecho de asilo o la creación de una red europea de agencias nacionales independientes "para acompañar" a los denunciantes.

El texto aboga también por crear fondos nacionales de ayuda para los "whistleblowers", alimentados con las multas impuestas a las personas u organizaciones que no han respetado la legislación sobre los denunciantes.

En abril, el Parlamento Europeo aprobó una propuesta para proteger mejor a los denunciantes en Europa.

La APCE, que reúne a parlamentarios de los 47 países del Consejo de Europa, recomienda a los países no miembros de la Unión Europea "que se inspiren en este texto para adoptar o reformar su legislación nacional"

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes