Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los denominados Cascos Blancos buscan víctimas bajo los escombros después de un ataque aéreo en el enclave de Arbin, en el este de Ghouta, cerca de Damasco, el 9 de febrero de 2018

(afp_tickers)

El Consejo de Seguridad de la ONU considera un proyecto de resolución que exige un cese al fuego de 30 días en Siria para permitir la entrega de ayuda humanitaria, según el texto visto por la AFP.

Suecia presentó el borrador que también reclama el fin inmediato de los sitios, incluyendo el de Guta Oriental, donde una campaña de bombardeos de las fuerzas del gobierno de Damasco ha dejado más de 240 civiles muertos en cinco días.

Después de una breve pausa, las bombas volvieron a caer en varias localidades de la inmensa región de Guta Oriental, cerca de Damasco y donde se encuentran unos 400.000 habitantes asediados en pésimas condiciones, según corresponsales de la AFP.

Según la oenegé CARE International, los intensos ataques aéreos del régimen sirio en Guta Oriental impiden las operaciones de socorro de las organizaciones locales, que son vitales para sus habitantes.

Pese a la magnitud de la violencia, los 15 miembros del Consejo de Seguridad no lograron un acuerdo el jueves sobre una tregua humanitaria reclamada por las agencias de la ONU para permitir la entrega de ayuda de emergencia.

Los representantes de varias agencias de la ONU presentes en Damasco habían reclamado el martes "un cese inmediato de las hostilidades por lo menos por un mes en toda Siria".

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, uno de los primeros representantes que abandonó la reunión del Consejo el jueves, había afirmado que un cese del fuego humanitario "no era realista".

Diplomáticos indicaron en la noche del viernes que la posición de Moscú -aliado del régimen sirio- sobre el proyecto de resolución no es clara, principalmente saber si usará su poder de veto para impedir su aprobación.

El texto exige que todas las partes operando en Siria permitan las evacuaciones médicas en las 48 horas siguientes a la entrada en vigor de la tregua y que los convoys de ayuda de la ONU sean autorizados a realizar entregas semanales a los civiles que lo necesiten.

El proyecto también llama alas partes a "levantar inmediatamente los sitios en zonas pobladas" y "no privar a los civiles de alimentos y medicamentos indispensables para su supervivencia".

Responsables de Naciones Unidas acusaron a las autoridades sirias de bloquear desde enero todos los convoys de asistencia humanitaria destinados a las zonas asediadas.

Suecia y Kuwait, dos miembros no permanentes del Consejo lideran los esfuerzos para enfrentar la crisis humanitaria en Siria en le seno de la más alta instancia de la ONU.

Más de 13,1 millones de sirios necesitan actualmente ayuda humanitaria, de los cuales 6,1 millones son desplazados dentro del territorio desde el inicio de la guerra civil hace siete años. El conflicto ha causado más de 340.000 muertos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP