Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Carles Puigdemont, durante una reunión del Ejecutivo catalán el pasado 10 de octubre en Barcelona

(afp_tickers)

El presidente catalán, Carles Puigdemont, llega al tramo decisivo del conflicto con el Gobierno central con los grandes actores de la sociedad catalana divididos, entre quienes le meten prisa para proclamar la independencia y quienes quieren que frene.

Partidos políticos, clubes de fútbol, empresas y organizaciones cívicas han acelerado su posicionamiento en respuesta a la posibilidad de una declaración unilateral de independencia y a la intervención de la autonomía catalana que anunció este sábado el Gobierno central.

- EL DIFÍCIL EQUILIBRIO DE LOS CLUBES DE FÚTBOL

La posibilidad de quedar fuera de la lucrativa Liga española y sus derechos televisivos, el alcance mundial del Barça, o la variedad política de sus aficionados, han planeado sobre la respuesta de los clubes de fútbol catalanes al independentismo.

El FC Barcelona, presidido por Josep María Bartomeu, con millones de aficionados en todo el mundo, reclamó "diálogo y respeto" en su último encuentro en casa, el miércoles pasado ante el Olympiacos griego.

Sin embargo, los dirigentes de este club, definido en una ocasión como "el ejército de un país desarmado", no consiguieron frenar las iras de sus hinchas más independentistas, que corean "independencia" dos veces por partido, y reclamaron la dimisión de Bartomeu por considerar tibio su posicionamiento.

El otro club de primera división de Barcelona, el RCD Espanyol -así llamado, dicen, en contraste con el Barça, fundado por un extranjero, el suizo Hans Gamper-, rechazó posicionarse y entiende "que hoy, ser valientes, es no atizar el conflicto en la sociedad catalana".

Finalmente, el tercer club catalán de la máxima categoría, el Girona FC, reclama el derecho a un referéndum de independencia.

- LOS PARTIDOS: PRESIÓN POR TODAS PARTES

Hay partidos políticos catalanes independentistas y no independentistas, teniendo en cuenta el contenido de sus programas electorales en las últimas elecciones.

Entre los primeros, los hay que meten prisa a Puigdemont para que declare la secesión (CUP) y quienes son más cautos (PDeCAT y ERC). Entre los segundos, los hay que defienden que el Gobierno central intervenga el Ejecutivo regional, considerando que se situó fuera de la legalidad con el referéndum del 1 de octubre (PP, Ciutadans y PSC), y quienes defienden únicamente el diálogo para encauzar las cosas (CSQP).

Los tres partidos con representación parlamentaria del movimiento independentista son el PDeCAT (Partido Demócrata Demócrata Europeo Catalán), ERC (Esquerra Republicana de Cataluña) y la CUP (Candidatura de Unidad Popular).

Los dos primeros, más moderados, integran la coalición de gobierno bajo el nombre de Junts pel Sí (Unidos por el Sí), mientras la CUP, de extrema izquierda y partidaria de declarar ya la independencia unilateralmente, les brinda un apoyo esencial en el Parlamento y tiene en sus manos dejar caer al Gobierno de Puigdemont.

Los partidos no independentistas son, por orden de representación en el Parlamento regional: Ciutadans, PSC (Partido Socialista de Cataluña), CSQP (Cataluña sí se puede) y Partido Popular. Todos se oponen a la declaración unilateral de independencia.

- LAS EMPRESAS: GESTOS, NO PALABRAS

Más de 1.000 empresas han trasladado su sede social fuera de Cataluña en los últimos 20 días, sin demasiados aspavientos que podrían enemistarles con sus clientes independentistas.

En septiembre, siete empresas catalanas figuraban en el índice selectivo de la Bolsa de Madrid Ibex-35. Seis se han llevado su domicilio social fuera de Cataluña ante la incertidumbre, entre ellas los dos primeros bancos catalanes, CaixaBank y Sabadell, que este viernes fueron objeto de una protesta independentista coordinada que consistió en retirar en poco tiempo cantidades simbólicas de dinero.

La única empresa catalana del Ibex-35 que no trasladó su domicilio social es la de derivados sanguíneos Grifols, cuyo presidente, Víctor Grífols, es uno de los pocos grandes empresarios catalanes en haber apoyado abiertamente al independentismo, cuando en 2014 le pidió al antecesor de Puigdemont, Artur Mas: "Siga adelante, no se arrugue".

- ORGANIZACIONES SOCIALES: LÍDERES DEL INDEPENDENTISMO ENCARCELADOS

Los líderes de las dos grandes organizaciones sociales independentistas, Omnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, se convirtieron la semana pasada en los dos primeros líderes secesionistas en ir a la cárcel, a la espera de juicio, sospechosos de sedición en una de las grandes manifestaciones que lideraron.

Su encarcelamiento, y los porrazos de la policía a numerosos votantes ante las escuelas electorales el día del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre, colocan a Puigdemont ante la obligación de no fallarles.

En el otro extremo del debate, está Sociedad Civil Catalana, la organización responsable de la manifestación unionista más numerosa vista en las calles de Barcelona desde el auge del independentismo, el 8 de octubre. Se reclama como la voz de "la mayoría silenciosa", esa mitad de Cataluña, aproximadamente, que no quiere la independencia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP