El crecimiento económico de Estados Unidos tuvo una leve desaceleración al crecer al 1,9% interanual en el tercer trimestre, pero se mantuvo en un nivel mejor al esperado, según la estimación del Departamento de Comercio difundida este miércoles.

En el segundo trimestre, la expansión había sido del 2%, y para el periodo entre julio y septiembre la expectativa era de ralentización, al 1,5%.

El consumo, motor tradicional del crecimiento en el país, avanzó 2,9%, por debajo de la marca alcanzada en el segundo trimestre, cuando el gasto del consumidor se había acelerado excepcionalmente al 4,6%.

El mercado inmobiliario, impulsado por las bajas tasas de interés, registró en el tercer trimestre un alza del 5,1%, la más fuerte en dos años. Este fuerte rebote ayudó a mantener el ritmo general de expansión.

La inversión no residencial, en particular de las empresas, se mantuvo en caída, lo que representa una dificultad adicional en el sector manufacturero.

Las inversiones cayeron bruscamente a -3% después de ceder -1% en el trimestre anterior, restando vigor al crecimiento.

El comercio se ha recuperado, en momentos en que las conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos avanzan hacia un acuerdo parcial.

Las exportaciones, que cayeron un 5,7% en el segundo trimestre, terminaron con una modesta alza del 0,7%, mientras que las importaciones, también volvieron a territorio positivo, al avanzar 1,2%.

El informe de crecimiento se publica justo cuando la Reserva Federal (Fed) concluye este miércoles una reunión de política monetaria en la que decidirá sobre las tasas.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes