Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos surtidores de gasolina y de diésel de una estación de servicio en Hook (Reino Unido), en una imagen del 20 de enero de 2016

(afp_tickers)

El petróleo cerró en baja este viernes en Nueva York en un mercado dubitativo sobre las perspectivas ciertas de una disminución de la sobreoferta.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en abril estuvo en alza durante buena parte de la sesión, pero acabó perdiendo 29 centavos a 32,78 dólares.

"Llegamos muy lejos con los aumentos", dijo Kyle Cooper de la firma IAF Advisors tras señalar que los contratos de crudo a abril aumentaron 12% desde el viernes pasado hasta el cierre del jueves.

Incluso al comienzo de la sesión de este viernes , los inversores estaban aún optimistas debido al anuncio de una nueva reunión entre Arabia Saudí, Rusia, Catar y Venezuela para discutir sobre la sobreoferta, dijeron analistas del Commerzbank.

Ya la semana pasada esos cuatro gobiernos acordaron proponer a otros países el congelamiento de la oferta a los volúmenes de enero. La iniciativa fue rechazada por Irán, que la consideró una "broma" cuando se apresta a volver a los mercados luego de que se le levantaran las sanciones económicas por su programa nuclear.

Para Andy Lipow, de la firma Lipow Oil Associates, el anuncio de una nueva reunión muestra que los miembros de la Opep y otros países productores están "sufriendo financieramente" por los precios bajos.

"Es poco claro lo que se discutirá en la reunión, pero seguramente no será una disminución de la producción de Arabia Saudí", el mayor productor mundial junto con Rusia, dijeron los analistas del Commerzbank.

El ministro saudí del Petróleo abogó esta semana por congelar la producción pero expresó su desacuerdo con recortarla.

"Las acciones de los sauditas son más elocuentes que sus palabras", dijo Matt Smith, de ClipperData. "Ellos quieren congelar la producción si los demás países los acompañan, pero entretanto siguen inundando el mercado", indicó.

Las dudas sobre las intenciones de esos productores opacan el dato de que Estados Unidos volvió nuevamente a reducir su cantidad de pozos activos; los cuales son 13 menos que la semana pasada, según la firma de servicios petroleros Baker Hughes. La cantidad de pozos estadounidenses activos es hoy un 75% menor que durante su pico en 2014.

A este ritmo de cierre de pozos, en 31 semanas ya no habrá ninguno operando en Estados Unidos, dijo Tim Evans de Citi.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP