Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un coche reposta en una gasolinera en Woodbridge (Virginia, EEUU) el 5 de enero de 2016

(afp_tickers)

El petróleo cayó este jueves a sus niveles más bajos en 12 años, después de que el desplome de las Bolsas chinas avivara el temor por la economía del segundo mayor consumidor mundial de crudo.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en febrero cedió 70 centavos a 33,27 dólares, sobrepasando el piso que tocó durante la recesión de 2008.

En Londres, el barril de Brent, también para entrega en febrero, bajó 48 centavos a 33,75 dólares. A las 7H40 GMT había llegado a cotizar a 32,16 dólares, su menor precio desde abril de 2004.

Al comenzar las operaciones del mercado europeo, el petróleo cayó a su nivel más bajo desde 2003 (32,10 dólares para el WTI) después de que los mercados bursátiles de China se desplomaran un 7% y automáticamente se interrumpieron las transacciones por segunda vez en la semana.

"Eso desató una ola de aversión al riesgo y los inversores quedaron inquietos en todo el mundo", dijo Tim Evans, de Citi.

En el transcurso de la jornada, especialmente cuando China anunció que dejará de suspender las sesiones bursátiles cuando las caídas lleguen al 7%, "el mercado se recompuso gracias a que se buscaron buenos negocios", dijo Evans.

Desde mediados de 2014, las cotizaciones del crudo se han hundido un 65%, y solamente en 2015 han perdido un 35%. Los precios del WTI y del Brent padecen la abundantísima oferta de crudo en el mercado, que impide una recuperación de las cotizaciones.

Además, "los precios tocan un nuevo suelo en la estela de las tensiones crecientes entre Arabia Saudí e Irán, que anulan cualquier esperanza de que los miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) puedan ponerse de acuerdo sobre una reducción de la producción", explica Lukman Otunuga, analista de FXTM.

Estos dos países, grandes potencias regionales rivales, pertenecen al cártel petrolero.

Michael van Dulken, analista de Accendo Markets, coincide por su lado en que la situación irano-saudí no va a permitir una reducción de la producción en la OPEP ya que Irán se opondrá a cualquier merma en la oferta, ahora que se dispone a retornar al mercado petrolero, una vez que las sanciones occidentales contra Teherán sean levantadas tras el histórico acuerdo nuclear suscrito en julio de 2015.

Los precios del crudo aceleraron su derrumbe en diciembre pasado después de que la OPEP, cuyos miembros producen algo más de un tercio del petróleo mundial, decidieran mantener sin cambios su nivel actual de producción pese a la debilidad de las cotizaciones.

Este inmovilismo del cártel penaliza fuertemente a algunos de sus miembros, como Venezuela, Argelia, Nigeria o Ecuador, muy dependientes de la renta petrolera, de donde obtienen la mayoría de sus divisas.

La producción de los países de la OPEP se sitúa actualmente en torno a los 32 millones de barriles diarios (mbd).

- El factor de China -

Por otro lado, los datos publicados el miércoles por el Departamento estadounidense de Energía (DoE) sobre el estado de las reservas estadounidenses de crudo -indicador esencial sobre el primer consumidor mundial de crudo- volvieron a decepcionar en el mercado.

Aunque las reservas estadounidenses de petróleo registraron un claro retroceso en la semana terminada el 1 de enero (-5,1 millones de barriles), esta caída estuvo acompañada por una fuerte subida de las reservas de gasolina y de productos destilados (diésel, queroseno, fuel), que aumentaron respectivamente en 10,6 millones y 6,3 millones de barriles.

A todo ello, se añaden los malos indicadores de China, que confirman la ralentización de la segunda economía del mundo, y contribuye a deprimir aún más los precios del petróleo, ya que fragiliza la demanda global de materias primas y en particular de crudo.

"¿Acaso llegaremos más pronto de lo esperado al barril a 20 dólares previsto por Goldman Sachs?", se pregunta en este contexto el analista Michael Van Dulken.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP