Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un turista apoya sus pies en la piscina reflectante del monumento a Lincoln, el 11 de enero de 2017 en Washington

(afp_tickers)

El déficit presupuestario de Estados Unidos se disparó en diciembre, principalmente como consecuencia de variaciones del calendario, afirmó el jueves el Departamento del Tesoro.

El déficit del tercer mes del ejercicio presupuestario 2017 (que en Estados Unidos se inicia en octubre) se ubicó en 27.500 millones de dólares, un incremento de 90,9% en un año.

En datos ajustados de variaciones de calendario, la cifra disminuye a 5.000 millones de dólares, marcando no obstante un fuerte agravamiento con respecto al superávit de 27.000 millones en diciembre de 2015.

En datos brutos, el alza del déficit radica en particular en una baja de los ingresos (-9%) mucho más pronunciada que la de los gastos (-5%), que aumentaron especialmente en el sector salud (+7%).

El ejercicio fiscal 2016, cerrado en septiembre, terminó con un déficit en fuerte alza, impactado por un aumento de los gastos de sanidad y de pensiones. La cifra se estableció en 587.000 millones de dólares, superando el umbral del 3% del Producto Interno Bruto (PIB), en 3,2%, mientras en 2015 fue de 2,5%.

De continuarse las políticas federales, el déficit presupuestario debería continuar aumentando este año debido al aumento del gasto relacionado con el envejecimiento de la población.

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el déficit presupuestario debería incrementarse aún más si sus promesas de campaña son puestas en marcha, en especial la relativa a las reducciones de impuestos a las empresas.

AFP