Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Finanzas Henrique Meirelles (I) y el presidente del Banco Central de Brasil, Ilan Goldfajn, durante una conferencia de prensa el 29 de junio de 2017 en Brasilia

(afp_tickers)

Brasil registró en julio un déficit fiscal primario (previo al pago de intereses de la deuda) de 16.138 millones de reales (USD 5.100 millones), frente a 12.186 millones en igual mes del año pasado, informó el miércoles el Banco Central (BCB).

Se trata del peor resultado para un mes de julio desde el inicio de la serie histórica en diciembre de 2001, pese a los esfuerzos del gobierno del presidente conservador Michel Temer para sanear las cuentas públicas mediante un severo plan de ajustes.

Así y todo, el resultado es algo mejor que la estimación promedio de 16 analistas consultados por el diario económico Valor, de un déficit primario de 17.110 millones de reales en julio.

También marca un récord el déficit de los primeros siete meses del año, de 51.321 millones de reales, equivalente a 1,38% del PIB de la mayor economía latinoamericana, que emerge lentamente de una recesión de más de dos años. En el mismo periodo de 2016, el rojo era de 36.592 millones de reales (1,02% del PIB).

En doce meses hasta julio, el déficit del sector público (que incluye al gobierno central, a los gobiernos regionales y a las empresas estatales) totaliza 170.520 millones de reales, o 2,66% del PIB.

El gobierno, alegando una caída de las recaudaciones y un aumento de los gastos obligatorios, debió aumentar este mes en 20.000 millones de reales, a 159.000 millones, la previsión de su propio déficit en 2017 y 2018 (y a 163.100 para la totalidad del sector público). Ese techo debe ser aún aprobado por el Congreso para poder ser incluido en el presupuesto.

Prácticamente la totalidad del déficit de julio (casi 86%) procede del balance del gobierno central (Tesoro, Seguridad Social y Banco Central), que se elevó a 13.977 millones de reales.

Ese resultado es muy inferior al anunciado el martes por el Tesoro (déficit de 20.152 millones de reales), pero esa discrepancia "es esperada" en los meses de enero y julio, a causa de pasivos de crédito registrados cada mes por el BCB pero solo semestralmente por el Tesoro, afirmó el subjefe del Departamento Económico del BCB, Fernando Rocha.

El saldo de las cuentas de los estados y municipios fue igualmente negativo (-2.680 millones), en tanto que las empresas estatales tuvieron un verde de 491 millones de reales.

La deuda pública bruta de Brasil ascendió en julio a 4,7 billones de reales (1,47 billones de dólares), equivalentes al 73,8% del PIB, frente a 73,2% en junio.

Temer lanzó este mes un vasto plan de privatizaciones para reactivar la economía y cubrir los gigantescos gastos del Estado. El mandatario viajó el martes a China, con la intención de atraer inversores asiáticos.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP