AFP internacional

El candidato demócrata para el Congreso de EEUU por Georgia Jon Ossof llega al escenario para hablar con sus partidarios, mientras continúa el recuento de votos, el 18 de abril de 2017, en Atlanta

(afp_tickers)

Un demócrata casi desconocido de 30 años, Jon Ossoff, se impuso en la primera vuelta de una elección legislativa parcial realizada el martes en Georgia, en comicios considerados por los demócratas como una primera prueba de su resistencia contra el presidente Donald Trump, pero no alcanzó el 50% para evitar una segunda ronda.

Ossoff esperaba capitalizar la escasa popularidad de Trump y hacer de estos comicios un test decisivo de los primeros 100 días de presidencia del republicano, en una circunscripción del sureste de Estados Unidos que está en manos de los conservadores desde hace casi 40 años.

"Desafiamos todas las posibilidades y destrozamos las expectativas, y estamos listos para luchar y ganar en junio. Avanzamos hacia la victoria", dijo el joven candidato, un realizador de documentales cuya principal experiencia profesional es la de haber pasado algunos años como colaborador de un legislador en la Cámara de Representantes.

"No hay ninguna duda que se trata de una victoria memorable", añadió Ossoff.

Aunque obtuvo con amplitud el primer lugar con un 48,1% de los sufragios, superando a los otros 17 candidatos, no logró imponerse en la primera vuelta al no alcanzar la barrera del 50% de los votos.

"Los demócratas fracasaron en Kansas y ahora fracasan en Georgia", tuiteo Trump, aludiendo a la elección la semana pasada para el Congreso, en un suburbio de Wichita, donde los demócratas ganaron menos votos de lo esperado. "Esto ahora es Hollywood vs. Georgia el 20 de junio".

Ossoff enfrentará en la segunda vuelta a la republicana Karen Handel, exsecretaria de Estado de Georgia, que obtuvo el 19,8% de los votos.

Para la segunda ronda, los republicanos se mostrarán unidos, ya que en esta ocasión se presentaron con una decena de candidatos para disputar el cargo, en un distrito históricamente conservador.

Ningún demócrata ha sido elegido desde 1978 en esta circunscripción de un suburbio blanco y conservador de Atlanta.

Una victoria final del demócrata sería un serio revés para el presidente Trump y un mal augurio para los republicanos en la batalla que se anuncia para obtener el control del Congreso con las elecciones de medio mandato en 2018.

- ¿Resurgimiento demócrata? -

Consciente del peligro, el presidente se implicó personalmente en esta elección parcial que se puso en marcha por el ingreso al gobierno como ministro de Salud de Tom Price, quien era el legislador por esta circunscripción.

"A pesar del dinero externo, del apoyo de los FALSOS medios y los once candidatos republicanos, una GRAN "R" ganará la segunda vuelta en Georgia ¡Encantados de ayudar!", tuiteó Trump tras la publicación de los resultados.

"El demócrata Jon Ossoff será un desastre en el Congreso", había advertido el martes el presidente en Twitter, acusando al candidato de ser "MUY débil con la delincuencia y la inmigración ilegal".

Los demócratas contaban con la impopularidad de Trump para beneficiar a su candidato. Un 45% de los estadounidenses estima actualmente que el mandatario cumple sus promesas de campaña, contra un 62% que lo hacía en febrero. Además, solo un 40% tiene una opinión favorable del multimillonario, lo cual lo hace el presidente estadounidense más impopular de la historia en los sondeos de comienzo de mandato.

Varios pesos pesados demócratas y celebridades expresaron su apoyo público a Ossoff.

"Recuerden la última vez cuando la gente no fue a votar. Terminamos con Trump", advirtió el actor Samuel Lee Jackson en un aviso radial. "Debemos canalizar nuestro deseo de venganza y nuestra cólera hacia esta administración en las urnas", añadió.

"Prefiero ser Jon Ossoff que Karen Handel ahora mismo," dijo por su parte Tom Perez, líder del Partido Demócrata, a CNN.

El grupo de defensa Liberal MoveOn.org calificó en un comunicado la posición de Ossoff como un "enorme triunfo para la Resistencia y para los progresistas".

- Millones de dólares -

Una estadística testimonia el entusiasmo extraordinario que generó esta elección parcial: es la undécima elección más cara de la historia de la Cámara de representantes, según la organización especializada en financiamiento electoral Center for Responsive Politics, durante una campaña que duró apenas cuatro meses.

Si habitualmente el candidato demócrata cosecha unas decenas de miles de dólares, este año Ossoff obtuvo más de ocho millones de dólares. Las donaciones procedían casi en su totalidad de fuera de Georgia.

"Los demócratas progresistas que no son de Georgia gastan millones y millones de dólares para intentar quitarles su banca republicana en el Congreso. No se los dejes hacer", lanzó el presidente Trump en un mensaje grabado que fue difundido desde el lunes en esa circunscripción.

"Si no votan mañana, Ossoff aumentará sus impuestos, destruirá vuestros seguros de salud e inundará nuestro país de inmigrantes clandestinos", había alertado Trump.

AFP

 AFP internacional