Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas esperan a las puertas de una oficina de empleo de Madrid el 2 de diciembre de 2014

(afp_tickers)

La tasa de desempleo en España bajó al 21,18% en el tercer trimestre del año, al haber 298.200 parados menos que en el segundo, anunció este jueves el Instituto Nacional de Estadística.

Eso supone un 1,2% menos que en el trimestre anterior, aunque España sigue teniendo cerca de 4,85 millones de desempleados, precisó el INE. En los últimos 12 meses, el desempleo disminuyó en 576.900 personas, agregó.

"Es un dato sin duda positivo, esperanzador, pero también que pone de manifiesto que queda mucho por hacer", comentó el ministro de Economía, Luis de Guindos, en declaraciones a la radio Cadena Ser.

El Gobierno prevé que el desempleo, aún el gran punto negro en la economía española, retroceda hasta el 21,1% a finales de 2015, frente al 23,7% de un año antes.

Los otros partidos políticos no comparten este optimismo, ya que España sigue a la cola de Europa en términos de empleo: solo Grecia tiene un resultado peor, con un 25% en julio. Además, cerca de 1,57 millones de hogares en España tienen a todos sus miembros desempleados.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, denuncia una precarización del empleo, mientras el líder de Podemos, Pablo Iglesias, promete una renta mensual de 600 euros para los hogares sin ingresos y un complemento para los trabajadores pobres.

El número de trabajadores con un contrato temporal aumentó en 205.500 en el trimestre, mientras que el número de personas contratadas indefinidamente retrocedió en 18.900, según el INE.

Ciudadanos defiende la idea de un contrato único para poner fin a un mercado laboral de dos velocidades, con "un núcleo duro de trabajadores muy protegidos y trabajadores temporales mucho menos protegidos que en Estados Unidos", explicó el economista Luis Garicano, artífice de su programa económico, en una entrevista a la AFP.

- Menos población activa -

En el tercer trimestre hubo dos veces más empleos creados con contratos temporales que contratos indefinidos. "Esto tiene impacto a más largo plazo en el tipo de actividades que se desarrollan en el país", señala Jesús Castillo, especialista de Natixis para el sur de Europa, dado que "los empleos más precarios se benefician mucho menos de la formación".

En particular, los jóvenes activos de 16 a 25 años tienen grandes dificultades para encontrar trabajo. En este grupo de edad, la tasa de desempleo bajó casi tres puntos porcentuales, pero sigue siendo muy elevada: del 46,6%.

Otro desafío importante es la reconversión de los desocupados, subrayan los economistas. "¿Cómo reconvertir a los desempleados surgidos de sectores poco cualificados?", en particular la construcción, golpeada de lleno por la explosión de la burbuja inmobiliaria española en 2008, se pregunta Castillo.

El número de trabajadores en ese sector continuó retrocediendo en el tercer trimestre, en 10.300, precedido por la agricultura (30.900), mientras crecían los servicios (210.200) y la industria (13.100).

Alfonso Novales, economista de la Universidad Complutense de Madrid, denuncia también la debilidad del sistema de formación profesional y del acompañamiento a los parados. En su opinión, hay que poner el acento en "más cursos de formación muy específicos".

La profesora Àngels Valls, de la escuela de administración de empresas ESADE, señala el descenso de la población activa, en 116.000 personas, "que sólo se explica por aquellas personas que se descuelgan del mercado de trabajo" por falta de expectativas.

AFP