Navigation

El desempleo sube en España pese al dinamismo de su economía

El Instituto Nacional de Estadística (INE) censó a 29.400 parados más que en el trimestre precedente, elevando a 3,79 millones el número total de personas desempleadas en la cuarta economía de la zona euro afp_tickers
Este contenido fue publicado el 26 abril 2018 - 14:34
(AFP)

España experimentó un repunte de la tasa de desempleo, que alcanzó 16,7% en el primer trimestre de 2018, al tiempo que el dinamismo de su economía se resintió por una gran dependencia de los contratos temporales, particularmente en el turismo.

Este tipo de rebote del índice es habitual en España a comienzos de año, un periodo en el que concluyen numerosos contratos estacionales en el turismo, luego del periodo de las fiestas de fin de año.

Pero el alza de dos decimales -a finales de diciembre el desempleo se situó en 16,5%- es el más importante desde 2014. A principios de 2013, el dato llegó a rozar el 27%, para luego ir retrocediendo.

España, que viene de encadenar tres años de crecimiento de su PIB por encima del 3%, conserva el segundo peor dato de desempleo de la zona euro, solo superada por Grecia.

"Estamos en una situación que se viene prolongando a lo largo del tiempo en nuestro país, que es que la creación de empleo es muy estacional", señaló Pepe Álvarez, secretario general de UGT, uno de los principales sindicatos.

"El empleo que se crea es de muy baja calidad (...), tiene que ver con elementos que son exógenos a la propia situación económica de nuestro país, tiene mucho que ver con la coyuntura internacional, con el precio del dinero, y eso un día u otro se puede acabar", agregó.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) contabilizó a un total de 3,79 millones de desempleados en la cuarta economía de la zona euro.

En el primer trimestre del año, 91.300 personas perdieron su empleo en el sector servicios, otros 8.600 en la industria, 7.600 en la agricultura y 6.300 en la construcción.

- 'Agotamiento' -

La tasa de asalariados que tienen contrato temporal, un índice en el que España detenta el récord en Europa, retrocedió ligeramente, pero mantiene un nivel muy elevado a 26,1%.

El porcentaje de desempleados de larga duración (más de un año) observó un alza y representó cerca del 50% del total, unas 1,8 millones de personas.

Sobre un año, la tasa de desempleo, que se ubicó en 18,7% a fines de marzo de 2017, tuvo un retroceso neto, con unos 470.000 desempleados menos, una mayoría de ellos en el sector servicios, con el turismo a la cabeza.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy espera mantener la creación de empleo y cerrar este año con una tasa de 15%. Su objetivo es que 20 millones de españoles tengan un trabajo para 2020.

El crecimiento debe seguir mostrando dinamismo en 2018, con un alza de 2,7% esperada tanto por Madrid como por el Banco de España.

Pero "no se descarta un agotamiento en el ritmo de creación de empleo tras varios años de recuperación, como consecuencia de posibles restricciones de capacidad en algunos sectores o de falta de mano de obra cualificada", advirtió en un informe reciente el banco BBVA.

El turismo, que viene de encadenar varios años consecutivos de cifras récord, podría por ejemplo ver su ritmo desacelerar un poco este año, en razón del regreso de visitantes a países como Turquía o Egipto.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.